logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Los ‘cortos’, entre ellos Soros, ya controlan casi el 2% del capital de Indra tras el paso de Sánchez por Wall Street

El mes de septiembre ha sido muy activo en Indra para los fondos especulativos que juegan a la caída de un valor en Bolsa, es decir, los denominados ‘cortos’. El último en sumarse ha sido el SFM UK de George Soros, con un 0,730% del capital, una posición declarada el mismo día que Pedro Sánchez estuvo con Alexander Soros, el hijo del multimillonario húngaro, en Wall Street.

Las posiciones cortas en Indra se han doblado este año. De un 0,970% de finales de 2018 se ha pasado a un 1,84% en septiembre de 2019, al menos en las referentes a las que superan el 0,5% del capital que son las que hay que comunicar a la CNMV.

El último fondo especulativo que apuesta a que Indra caerá en Bolsa y que ganará dinero con ello es el SFM UK de George Soros, el multimillonario húngaro financiador de campañas en favor de la inmigración, el aborto o la eutanasia en todo el mundo y uno de los apoyos más reseñables en el mundo económico internacional de Pedro Sánchez.

Se da la circunstancia que apenas aterrizado en La Moncloa en junio de 2018, con el primero que se reunió Sánchez fue con este personaje, poseedor de una fortuna de más de 24.000 millones de dólares que cimentó especulando con las divisas europeas en el SME antes de la entrada en vigor del euro. Fue y es un gran especulador en los mercados, sin que se le conozca actividad industrial alguna, aunque ahora quiera dar la imagen de filántropo capitaneando la globalización.

Pues bien, se da también la casualidad que el mismo día que Pedro Sánchez, el pasado 27 de septiembre, estuvo en Wall Street defendiendo la economía española y mantuvo un amistoso encuentro uno Alexander Soros, uno de los hijos del multimillonario, el fondo SFM UK, propiedad de la familia, comunicó a la CNMV una participación en posiciones cortas en Indra del 0,730%, la mayor de las tres abiertas por encima del 0,5% en la actualidad.

Los otros fondos que apuestan a que Indra caerá en Bolsa son Blackrock, con el 0,600% del capital, y Voleon Capital, con el 0,510%.

El Estado, determinante en Indra

El Estado, a través de la SEPI, es el mayor accionista de Indra, con un 18,75% del capital. El segundo en importancia es la familia de banqueros mallorquines March, que a través de su brazo financiero la Corporación Alba controla el 11,324%. Dos gestoras de fondos, FMR, con el 8,58%, y Fiddelity, con el 5,675%, se sitúan a continuación. Cierra la lista de accionistas de referencia el Norges Bank, el Banco Central Noruego, con el 2,935.

Si George Soros se sale con la suya e Indra cae en Bolsa, que es el único objetivo de las posiciones cortas, estos accionistas de la tecnológica española y otros muchas más entre grandes, medianos y pequeños perderán dinero.

Themes
ICO