Colombia

Yuri Buenaventura quiere apoyar el talento del Pacífico Colombiano

“Yo vengo de los metros de París, de la calle y de repente gracias a la música, comienzo a viajar por el mundo”, recuerda el maestro Yuri Buenaventura, uno de los músicos más importantes de Colombia y quien ha forjado una carrera internacional muy profunda y arraigada a ese país que una vez dejó para vivir nuevas experiencias y forjarse como artista.

“Después de todo eso el cabello se va poniendo canoso, uno va creciendo (…) y me ocurría mucho en París que en las noches me despertaba a pensar en Colombia, en su gente”, agrega en un tono reflexivo. “Llegar a Buenaventura (su terruño) pensando que uno está muy bien, pero preguntándome ¿Qué va a pasar cuando tenga más canas? ¿Cómo voy a ayudar a los jóvenes de mi región, a los viejitos?”, recalca.

En esas reflexiones imaginaba si iba a envejecer en la ciudad luz o en el Pacífico colombiano descansando en una hamaca escuchando los sonidos de su tierra y esbozando una sonrisa y sintiendo que hizo algo, que la tarea se hizo. El segundo escenario es el más cercano. Quizás recordaba la isla de Cascajal, donde creció entre el mar, los manglares y la música de un entorno lleno de contrastes en los que convivió con los ritmos de marimba, el tambor y los cantos gregorianos y la música clásica barroca.

Este músico, que se forjó en Francia a pulso, lidiando mil batallas y que puso el sabor de la salsa y otros géneros en los grandes escenarios del mundo, mientras cultivaba una gran sensibilidad social y de patria muy profunda, que fue creciendo con el tiempo y le dio el impulso para crear su propia fundación. Sumado a una experticia para trabajar en proyectos por su territorio y el país.

Sus experiencias personales y su interacción con otras miradas acerca de la cultura, la música y su impacto le han dado las herramientas para seguir creando dinámicas para otros y plantearse retos alrededor del trabajo artístico, la producción y la identidad.

Algo que adquiere ahora una mayor relevancia, gracias a su nuevo proyecto Crea Sonidos Pacífico, que justamente hoy abre una convocatoria de talentos en los departamentos de Chocó, Valle del Cauca, Cauca y Nariño, buscando 20 proyectos musicales para convertirse en emprendimientos creativos.

La idea es promover la participación de niños, jóvenes, adultos, intérpretes, autores, compositores con propuestas musicales que buscan oportunidades de fortalecimiento y desarrollo. Los interesados pueden registrarse en la plataforma www.creasonidos.com hasta el 11 de diciembre.

“Se pueden inscribir en la página, por WhatsApp y si están en territorios en los que no hay acceso a internet, tendremos gestores que recorrerán esas regiones para hacer esas inscripciones”, agrega, acerca de Crea Sonidos Pacífico, gestado por él y bajo el liderazgo y apoyo fundamental de la compañía de emprendimiento iNNpulsa Colombia y la Fundación Barco, con el apoyo del Ministerio de Comercio Industria y Turismo (Mincit), y el Ministerio de Cultura.

Se trata de una iniciativa única de desarrollo integral musical pensada para proteger, preservar y promover las raíces culturales colombianas, apalancada en impulsar el emprendimiento en la región y generar en la población un desarrollo social y económico a través del fomento de las industrias creativas y el talento local.

“Claro, existe ese talento casi genético que muchas veces no logra capitalizarse o muchas oportunidades que se prometen y desaparecen”, contextualiza el maestro Buenaventura, haciendo referencia a un ámbito que es posible cambiar con esta iniciativa y que él define como una apuesta sólida e innovadora.

Crea Sonidos, que en su primera etapa tiene como foco el Pacífico colombiano bajo la premisa de estructuración de líneas de acción de los proyectos estratégicos con enfoque regional, nace con la intención de garantizar espacios de circulación y visibilización de prácticas musicales de esta región, y acoge tanto la música tradicional como las versiones fusionadas derivadas.

La idea es que a los artistas que se escojan se les va a grabar un álbum de seis canciones y un video. Su enfoque es fortalecer y promover iniciativas musicales integrales de alto potencial en jóvenes y adultos que ven en la música y el arte una opción de vida. Se busca dar a los participantes la oportunidad de demostrar su talento a través de una plataforma que les va a dar las herramientas, circulación, exposición y transferencia de conocimiento para que vean en la cultura y en la música una opción de vida de largo plazo.

“Queremos enviar un mensaje de esperanza y optimismo a todos los jóvenes de esta región para que se sumen a esta iniciativa y así poder demostrar su talento”, dice este artista que encontró en la música una salida a muchos laberintos oscuros y que llegó a compartir escenarios y experiencias con grandes como Goran Beregovic, Emir Kusturica, Yossou N’Dour, Salif Keita, Ibrahim Ferrer, del Buena Vista. Músicos de Pablo Milanés, Pancho Amat, la gente de Aragón en Cuba.

Así como con Papo Lucca, Cheo Feliciano, Roberto Roena, Luisito Carrión, Eddie Palmieri, Tito Puente. “Esa fue una década entera. Ahí aprendí a hacer mi música. A partir de los 38 años conceptualicé mi música. La música de Yuri Buenaventura es “la música de Yuri Buenaventura”. No es la fotocopia de nadie”, recordó en una entrevista. Él quiere que otros también puedan una historia poderosa.

En este momento reconoce que “el respaldo de las instituciones públicas y privadas es fundamental para la continuidad del proyecto que articula esfuerzos con miras a visibilizar este sector artístico, promoviendo su crecimiento e identificándolo como generador de empleo de calidad, motor de desarrollo, y que fomenta el tejido social y humano, así como la identidad y equidad. Esta iniciativa, que tiene el potencial de generar una transformación real en Colombia a través del arte y la música”.

Esta idea transformadora es una realidad gracias a Innpulsa, organización que identificó la iniciativa como un instrumento idóneo para estimular y apoyar proyectos de la región, con el fin de convertirlos en emprendimientos creativos en el marco de la estrategia de promoción y fortalecimiento de la economía naranja.

Además, a los seleccionados se les va a realizar un acompañamiento jurídico de dos meses para que no solo tengan la oportunidad de ver su trabajo convertido en música, sino para que conozcan sus derechos y que el derecho patrimonial de sus producciones sea totalmente de ellos cuando salgan al mercado.

“Tenemos tanto insumo y riqueza y esa es la base fundamental de lo que es la nación. Es salvaguardar ese producto natural y acompañarlo en procesos de emprendimiento, pero no solamente dándoles el producto (la música o los videos) sino ese acompañamiento jurídico para que puedan defenderse en un mercado tan fuerte como el de los derechos de autor. De alguna manera, queremos hacerles entender, a través de este proyecto, lo que es la economía naranja, su importancia y como se debe proteger el patrimonio con nuevas dinámicas en un mundo muy complejo”, complementa Yuri Buenaventura.

Muchas sonoridades

Él sabe que no es fácil llevar a cabo un proceso de socialización de la cultura y que en el país se están dando los primeros pasos para hacerlo de una manera integral, pero reconoce que ha trabajado con mucha seriedad y con una perspectiva amplia este proyecto.

“Tenemos la parte de la música andina en territorios como Ipiales, Pasto, Popayán Cali, Buga, Ginebra, Sevilla; así como la música campesina, el bambuco, la música vernácula en un panorama que no se queda solo en lo clásico, sino que también abarca a quienes están llevando, por ejemplo, el sonido del tiple y la bandola a un perfeccionamiento técnico impresionante”, describe.

“Al igual tenemos en Cali la salsa, el trap el hip hop, la salsa choke, las fusiones con la marimba (…) Todos los géneros pueden participar y habrá una curaduría de veinte profesionales en la música que van a hacer el trabajo en las diferentes áreas”, precisa Buenaventura emocionado ante la idea de ampliar el espectro de acción.

“Soy un músico colombiano que ha vivido 30 años viajando por el mundo y que entiende que el suroccidente colombiano y su riqueza será el objetivo cultural, musical e industrial del siglo XXI. Yo creo que lo que está pasando en Colombia no está pasando en Cuba, no está pasando en ninguna otra parte”, enfatiza.

Y agrega que “El 50 por ciento de las composiciones en lengua hispana son de Colombia, es decir, en la industria global el 50 por ciento de las canciones que se escuchan en español son creadas en Colombia. Tienes a Maluma, al grupo Niche, a Juanes, a Shakira y ese dato es muy importante, porque hay un capital en nuestro país que hay que desarrollar y proteger”, insiste.

Para él, Crea Sonidos Pacífico será el semillero de nuevos artistas en un momento en que el ámbito musical está viviendo retos muy intensos.

“Es muy difícil trabajar para un joven en esta época de pandemia. Ellos ahora se inscriben, crean la música y en enero del próximo año se hace la grabación de esas 20 producciones y los procesos de formación que hablamos. Cuando termine todo eso, luego puedan salir a circulación como artistas, esperando que la pandemia pase para el otro año o, si no se puede hacer esa etapa, tiene que haber formas digitales o virtuales en de comunicar esos procesos e ir creando ese contenido”, plantea.

Hay algo muy interesante dentro de todo el proyecto, y es que algunas disqueras por cuenta propia han manifestado un interés frente a lo que se está haciendo. “Hay una compañía que se llama Caroline, que es una filial de Universal y hay una filial de Warner Music (ADA). Ellos ya me han preguntado: Yuri, ¿qué estás haciendo en el suroccidente colombiano? A mí me sorprende mucho que este proyecto sale hoy y la industria se está interesando en qué es lo que va a ocurrir y en hacer una difusión global a través de sus plataformas”.

“Yo creía que este tipo de llamadas las iban a recibir los artistas o los jóvenes dentro de un año (ellos aún no han sido seleccionados, claro está) y eso a mí me confirma dos cosas. La primera, que el destino de la música está en el Pacífico Colombiano; segunda, que hay que formar a esos 20 productos formados jurídicamente y que deberían salir en bloque a unas ruedas de negocios de economía naranja –es lo que observo– y que desde esa coherencia jurídica de derecho y del conocimiento de la dignidad y del respeto del patrimonio, ellos luego entraran a negociar”.

“Me parece que esto es lo que quiero hacer en los próximos 30 años”, reflexiona Yuri Buenaventura pensando en el primer paso que está dando Crea Sonidos Pacífico y en el recorrido que puede alcanzar en el futuro.

“Yo conocí a Charles Aznavour, fui el ahijado de Ibrahim Ferrer, cantante de Buenavista Social club. También a Compay Segundo y casi todos ellos fallecieron entre los 92 y los 94 años. Ahora yo tengo 53 años, así que casi que me quedan 40 años para trabajar libre y llevar unos 20 o 30 años de continuidad al proyecto", dice acerca de esta experiencia que relaciona un poco con el paso de la tradición oral negra.

“Es como transitar toda mi experiencia”", reflexiona no sin antes recalcar que los artistas nuevos no pueden pasar tantos años de malas negociaciones. “Tienen que hacer bien su música, sentirse felices con el soplo de arte que recibieron de Dios, pensar en lo colectivo, en defender sus derechos y, si lo podemos hacer así, pues con esta plataforma le estamos diciendo; camine... vamos”.

Él imagina que esos artistas, esos mismos jóvenes pueden dar pie a proyectos más grandes. “Que ellos desarrollen el próximo Discos Fuentes, el Sonolux, la Motown o la Fania All Stars, pero acá, pensando en una soberanía cultural y pensando en unos marcos que permitan proteger esa sonoridad del Pacífico que el mundo está expectante por descubrir”.

Otras noticias de la Música:

Football news:

Bilyaletdinov about the Champions League: Loco can leave the group. Unmotivated Bayern can be beaten in the 6th round
Zlatan Ibrahimovic: I Thought about retiring, but I wanted to change the mentality of Milan
Vasco da Gama sports Director: Balotelli will be like Maradona for us
Real Madrid won't buy Mbappe in the summer of 2021 due to the crisis (Le Parisien)
Ibra scores in 39, Buffon drags in 42, Ronaldo has no plans to finish. Is football really getting old?
Ziyech about who inspires him: Eden Hazard. A world class player
Jermain Defoe: Kane and Son are the best link in the world right now