Colombia

Una película revive el impactante caso de Lorena Bobbitt

La noche del 23 de junio de 1993, un caso de violencia doméstica se convirtió en uno de los episodios más explotados en los medios de comunicación y generó una discusión sin fin en la sociedad estadounidense.

Lorena Bobbitt, una joven ecuatoriana que vivía en Virginia, sufrió el maltrato y el abuso sexual de su marido, John Wayne. No era la primera vez que la maltrataba, así que tras quedar en shock por el ataque fue a la cocina, tomó un cuchillo y decidió cortarle el pene mientras dormía.

Luego salió del apartamento, tomó su automóvil, recorrió una corta distancia y lanzó el miembro de su esposo por la ventana; fue a la casa de una amiga. John Wayne Bobbitt fue llevado al hospital, y luego de que la policía recuperó la parte del cuerpo cercenada tuvo que ser intervenido quirúrgicamente durante más de ocho horas.

La situación despertó el interés de todos los medios de comunicación, y el impactante caso de violencia doméstica se convirtió en el protagonista de todos los noticieros, periódicos y otras fuentes de información. Luego vino el juicio, en el que ambos tuvieron que afrontar cargos. Él por abuso sexual y ella, por agresión. El circo mediático explotó, y comenzó un seguimiento atroz contando detalles de la pareja y del hecho judicial que los tenía en la mira del mundo.

Lorena Bobbitt fue el centro de las cámaras. Cada vez que salía del tribunal, una ráfaga de flashes explotaba en su rostro. La historia no solo generó especiales periodísticos o recreaciones con el discutible tono de los programas de investigación sensacionalistas, sino que puso a la sociedad estadounidense frente a una discusión acerca de temas como la violencia intrafamiliar o tomar la justicia por mano propia.

Muchos siguieron el juicio como si fuera una telenovela macabra, hasta que el veredicto exoneró a la pareja de los delitos que se le imputaban. John Wayne Bobbitt no fue a la cárcel por violación sexual matrimonial. Se divorció de Lorena y trató de aprovechar la situación convirtiéndose en un actor de cine pornográfico.

Tenía ahora la fama y una supuesta nueva virilidad, pero esa opción de vida laboral no le funcionó. Ya no podía tener sexo y fue muy criticado, ya que se vio como un oportunista y como un victimario que hacía mofa de todo lo que había sucedido con la película 'John Wayne Bobbit: sin cortes', un desafortunado juego de palabras.

En contexto: Jurado delibera en el caso de Lorena Bobbitt

Por su parte, Lorena fue absuelta, pero tuvo que pasar poco más de un mes en un centro psiquiátrico, bajo observación. Su acusación fue desestimada porque se concluyó que la agresión que le causó a su pareja se debió a un trastorno mental transitorio, derivado de años de abusos y maltrato.

Eso fue en 1994, el mismo año en el que se estrenó la película 'Asesinos por naturaleza', una historia cruda e irónica, dirigida por Oliver Stone, acerca de dos asesinos en serie que en un viaje de violencia y excesos hacen una crítica profunda a la sociedad estadounidense.

En los últimos minutos de esa producción aparecen escenas reales de crímenes que fueron explotados por la televisión y hay una imagen del litigio de Lorena con ella diciendo “Él me golpeó y me abofeteó”. La crítica del filme terminó siendo de alguna manera parte del show que cuestionaba.

“Todo el mundo quiso contar mi historia y ya era hora de que yo lo hiciera”, reflexionó la propia Lorena Bobbitt, que ahora se identifica como Lorena Gallo (es su apellido de soltera), en una charla con EL TIEMPO.

Decidí convertirme en productora ejecutiva y narradora en cámara de algunos momentos de lo que me sucedió en la película Yo soy Lorena Bobbitt'

Han pasado 27 años de su caso, y su protagonista recalca que nunca dejó de revelar su drama. Por mucho tiempo desapareció del ámbito mediático, que solo la buscaba cada vez que se conmemoraba un aniversario de esa situación.

“Decidí convertirme en productora ejecutiva y narradora en cámara de algunos momentos de lo que me sucedió en la película 'Yo soy Lorena Bobbitt' (que precisamente se estrena el 25 de noviembre por el canal de televisión Lifetime, a las 9 p. m., coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer).

Yo soy Lorena Bobbitt

Lorena Gallo es productora y narradora de la película. 

“En realidad no fue nada fácil volver a reencontrarme con esos pasajes oscuros de mi vida; fue algo doloroso, pero a la vez era necesario hacerlo”, explica. “Antes, nunca vi lo tóxico que estaba pasando a mi alrededor, me sentía como atrapada, pero ahora entiendo que debo compartir todo eso para ayudar a otras víctimas de una violencia doméstica que en América Latina y en el mundo todavía es un fenómeno que parece ser aceptado por muchos”, recalca Gallo, que dirige una fundación con su nombre para apoyar a otras víctimas.

Hablando específicamente de 'Yo soy Lorena Bobbitt', se trata de un híbrido entre telefilme y esos testimonios al estilo de un documental tradicional, ya que recoge imágenes de archivo y los recuerdos de Gallo.

Siguiendo el esquema de muchas de las producciones del canal Lifetime, la película va perdiendo su tono romántico para convertirse en una trama de violencia intrafamiliar y drama judicial, dando saltos en el tiempo, entre el inicio de la relación amorosa y pasando al hecho que convirtió su historia en la comidilla de millones de personas.

El año pasado, Lorena Gallo participó en otro proyecto alrededor de su historia. La serie documental Lorena, producida por Jordan Peele (¡Huye!, Nosotros), se estrenó en Amazon Prime. El documental propone una crítica directa a esa falta de empatía de algunos medios y al humor burdo y poco inteligente que se gestó a partir del drama de una latina que una vez imaginó el sueño americano, pero en realidad vivió una pesadilla.

Programas como 'Saturday Night Live' o hasta la famosa estrella de la radio Howard Stern hicieron chistes al respecto. “Nadie estaba preparado para eso en el momento en que sucedió. La sociedad se basó en lo que los medios le mostraban, y siento que, desafortunadamente, fue una oportunidad de profundizar que se perdió para educar acerca de un tema muy serio”, comenta. “Recuerdo que cuando llamé a la policía, muchos ni sabían cómo hablarme”, contextualiza.

Nadie estaba preparado para eso en el momento en que sucedió. La sociedad se basó en lo que los medios le mostraban

Hay una escena de la película en la que se nota que a las autoridades parecía preocuparles más la ubicación del pene del marido que el trauma que estaba viviendo Lorena en ese momento.

“Me interrogaron más de 14 horas, me mantuvieron despierta toda la noche (...). No entendía lo que pasaba y tropezaba al hablar. Nunca me dieron la opción de tener contacto con un abogado que me guiara con las pregunta
s y las respuestas” es una de las frases de su protagonista real frente a las cámaras.

'Yo soy Lorena Bobbitt' también ofrece una crítica al sistema judicial en el manejo de esos casos y, a su vez, reveló que el maltrato se dio desde mucho antes del caso, que se hizo famoso.

Yo soy Lorena Bobbitt

Escena de la película con Luke Humphrey, en el papel de John Wayne Bobbitt. 

“Cuando terminó el juicio, yo nunca dejé de hablar de lo que me había sucedido. Recibí el apoyo de mucha gente en todo el mundo”, dice. Es posible que Lorena Gallo haya recibido infinidad de propuestas de llevar su historia al cine o la televisión. Ella nunca ha revelado esos detalles, pero reconoce que este era el momento preciso para aventurarse a hacerlo.

Claro, antes participó en muchos espacios de entrevistas en las que repetía su historia. De hecho, en 2009, en el programa 'The Insider', se reencontró con John Wayne Bobbitt en una especie de proceso de perdón mutuo.

“Aprendí mucho acerca de cómo se hace una película. Estuve muy involucrada en el proceso y en verdad fue un trabajo arduo, pero cuando conocí a Dani Montalvo (actriz estadounidense de origen peruano), que me interpretó frente a las cámaras, la experiencia fue conmovedora. Además, pedí que otras mujeres fueran parte esencial del proyecto, como la directora canadiense Danishka Esterhazy o la guionista Barbara Nance (que trabajó en series como 'Crossing Jordan' o 'The Lizzie Borden Chronicles'), lo que para mí le daba más validez a todo”.

Yo soy Lorena Bobbitt

La película explora el manejo de los medios en el caso.

Para muchos, lo que Lorena Gallo hizo fue polémico pero a la vez heroico; sin embargo, esos conceptos no parecen encajar en lo que ella es y quiere proyectar. “Respeto la opinión de la gente, pero no siento que lo que hice fue algo heroico (...), realmente fue el producto de un círculo tóxico de violencia, y eso es algo negativo. En realidad se trató de sobrevivir, de algo de vida o muerte”, finaliza Gallo.

ANDRÉS HOYOS VARGAS


@AndresHoy1

También puede leer en Cultura

Football news:

Vazquez is likely to leave Real Madrid (As)
Aston Villa bought Sanson from Marseille. It was reported that the midfielder will pay 14-15. 5 million pounds
Solskjaer on Lampard's dismissal: I'm a little surprised. Not so long ago, Chelsea were in first place
Luka Jovic: It's easier to communicate with Hutter than with Zidane. Spanish was not given to me, here I speak English
PAOK loans Baba from Chelsea
The Premier League is trying to ban hugs on the field. In vain - they increase team cohesion at the biological level, help to read the fear of the enemy
Koeman on Puyol: Such players will always be missed. He was charismatic and responsible