Colombia

Registro de los tiempos

Las revistas inglesas se acumulan, semana tras semana, en un rincón de la habitación.

Es un problema casi natural para muchos lectores de prensa incapaces de aceptar la canción de Héctor Lavoe, cuya lírica le negaba atracción a los “periódicos de ayer que nadie más procura ya leer”. Problema mayor para historiadores, por su apego a papeles viejos.

Ese montón de revistas obedece ahora a la necesidad de conservar un registro de esta época tan extraordinaria. Propongo entonces repetir el ejercicio de hace un par de meses, un simple repaso de esas revistas con el fin de identificar, por si fuese posible, el espíritu de estos tiempos.

Los titulares de prensa diaria impiden a rato ver más allá de la pesadilla. Es quizás inevitable, ante tanta tragedia: más de 26.000 nuevos contagios, 6.000 ingresos en hospitales y 190 muertos, todos víctimas del coronavirus en las últimas 24 horas en el Reino Unido, y todas estas cifras en ascenso, según The Guardian. Otro titular advierte que se esperan, una vez más, decenas de miles de muertes en esta segunda ola de la pandemia.

Claro que el coronavirus nunca abandonó sus portadas. En
una de sus ediciones recientes,
'The Economist' abrió interrogantes sobre las equivocaciones de tantos gobiernos frente a la crisis.

Si las portadas de The Economist reflejan en algo el estado de opinión entre algunos sectores de la comunidad internacional, pareciera que, tras el breve respiro británico después de meses de confinamiento, otros temas distintos del covid-19 acaparaban atención: la presencia cada vez más firme de China en el escenario mundial, los cambios que se avecinan con nuevas fuentes de energía y, por supuesto, las elecciones en Estados Unidos...

Claro que el coronavirus nunca abandonó sus portadas. En una de sus ediciones recientes, The Economist abrió interrogantes sobre las equivocaciones de tantos gobiernos frente a la crisis; en otra anunció un balance de “ganadores y perdedores” en la reorganización de la economía global como resultado de la pandemia.

A diferencia de The Economist, New Statesman es una revista dirigida a un público doméstico, afín al Partido Laborista británico. Las elecciones estadounidenses, ¿y cómo no?, han recibido también atención en sus portadas. No obstante, su foco más notable en los últimos meses ha sido el impacto del covid-19 en el país y su manejo por el gobierno de Boris Johnson: ¿Se quebrará el Reino Unido?

Pero, lejos del localismo, New Statesman ha mantenido una dimensión internacional en sus preocupaciones: ‘Planeta covid: cómo el virus tiene al mundo atrapado en su puño’ fue uno de sus recientes titulares.

Las revistas mensuales tienen con frecuencia, por sus ritmos más pausados, mayores posibilidades de mirar más allá de la coyuntura. Las ediciones de octubre y noviembre de Prospect, revista londinense de proyecciones intelectuales, dedican sus respectivas portadas a “la muerte de las democracias” y a la posible nueva “guerra civil” en Estados Unidos –alarmante estado del orden mundial, ¿reflejo más de los tiempos de pandemia?–.

En búsqueda de otras orientaciones internacionales, repaso The Atlantic, revista cultural legendaria en Estados Unidos. Sus portadas recientes escasamente registran la crisis del covid-19. Su preocupación por Trump, a ratos casi exclusiva, es explicable: ‘La elección que podría romper a América’ fue su titular de octubre. Pero en mayo, cuando era evidente la dimensión de la catástrofe, su portada estaba dedicada a la ansiedad infantil, sin conexiones con el virus, problema que ya era global. Sus ediciones digitales reflejan, tal vez, otras preocupaciones, pero sus ediciones impresas dan muy pocas luces globales ante esta crisis de naturaleza global.

Las revistas literarias ofrecen refugio frente a tanto desconcierto. Pero no mayor consuelo ni más entendimiento.

Eduardo Posada Carbó

Football news:

Zidane Ob 1:2 with Alaves: the Start of the match is the worst for Real Madrid in the season. We lack stability
A clear penalty! Oh, my God. Ramos and Carvajal on the fall of Hazard in the match with Alaves
Ex-referee Andujar Oliver: Marcelo was pulled by the hair, it was necessary to put an 11-meter shot. There was no penalty on Hazard
Favre Pro 1:2 with Cologne: They were sitting in defence and Borussia were in too much of a hurry. There were few chances
Real Madrid conceded after a mistake by Courtois on a pass. Forward Alaves scored in an empty net
Former Chelsea midfielder Ramirez may end his career. 33-year-old player and Palmeiras terminated contract
Dmitry Cheryshev about his son's coronavirus: there are no Special symptoms. There is nothing to be discouraged, this is the situation in the world