Colombia

Proyectos de ley absurdos que se han presentado en el Congreso

Diego Caucayo . Archivo EL TIEMPO y iStock

Cada año muchos proyectos de ley son presentados por los congresistas. Algunos aún reposan para ser discutidos, otros están en curso de los debates, unos más crean polémicas y son archivados tan pronto son conocidos por la opinión pública; hay, sin embargo, unos muy singulares parecen una broma.   

iStock

Unificar la forma de cantar el himno nacional

En el 2008 un proyecto de ley buscó que todos los colombianos que asistieran a un acto público tuvieran una exigencia general: cuando sonara el Himno Nacional debían estar firmes, con la cabeza en alto y con su mano derecha en la zona del corazón.

El promotor de la iniciativa fue el entonces senador de Convergencia Ciudadana, Óscar Reyes, y dijo que se trataba de una propuesta de contenido cívico que pretendía uniformar a todos los ciudadanos al momento de entonar el Himno.

Quienes no obedecieran a dicha disposición recibirían una sanción cívica.

iStock

Permitir heredar las armas 

En 2006 el exsenador Manuel Ramiro Velásquez impulsó la iniciativa que buscaba, según él, que el Estado tuviera control sobre las armas de las personas que fallecen.

"Es una cosa de buena fe. Muchas veces los familiares quieren conservar un arma, porque la consideran un patrimonio familiar. Para tenerla en su poder, el heredero tendrá que cumplir con todos los requisitos que exige el Estado para autorizar el porte o tenencia de un arma", explicó.

Sin embargo, la iniciativa recibió muchas críticas. Quienes no estaban de acuerdo decían que, en vez evitar la violencia, con este tipo de iniciativas se estaba fomentando. Al final el proyecto fue archivado.

Diego Caucayo - Archivo / EL TIEMPO

No más nombres "feos"La iniciativa la promovió el senador Armando Benedetti en el 2008 y buscaba facultar a los notarios para “impedir que los niños tengan nombres que vulneren su dignidad humana o ridiculicen su ser”.

También se buscaba evitar que los curas se “apropien” del bautizo y pongan el nombre de los bebés a su antojo.

En este entonces la propuesta recibió múltiples críticas. Volmar Pérez, el Defensor del pueblo en ese entonces, dijo que la iniciativa hay que tomarla con mesura. Incluso aseguró que, para él, su nombre jamás ha sido un problema y que en algunas ocasiones podría llegar a ser una "extensión" de su personalidad.

iStock

Viajar sin visa 

A principios de 2011 el senador Edgar Espindola propuso que, para viajar al exterior, las personas no necesitaran visa. El detalle que olvidó el senador es que ese requisito pertenece de manera discrecional a cada país en ejercicio de su soberanía.

Exactamente, el proyecto de ley buscaba que “si hay convenios comerciales con otros países del mundo, se le facilite a los comerciantes o industriales colombianos su ingreso a esas naciones”. Meses después el proyecto fue archivado.

iStock

Acabar con las tareas en los colegios

El mismo senador Espindola presentó en 2012 un proyecto de ley con el cual pretendía que los estudiantes no tuvieran más tareas para la casa. "Hay exceso de carga académica. Queremos que en la contrajornada los niños desarrollen otras actividades y que cuando se encuentren con sus padres en la tarde no tengan el estrés que implica hacer las tareas", explicó. El proyecto fue archivado.

iStock

Prohibido hacer parodias

En 2013 Augusto Posada, quien era el presidente de la Cámara de Representantes, presentó un proyecto de ley que buscaba prohibir hacer parodias. Esto causó mucha polémica e incluso dio para un enfrentamiento con el exministro de Interior, Fernando Carrillo.

En redes sociales el proyecto recibió muchas críticas al considerar como una forma de vulneración de la libertad de expresión. El tema llegó a ser tan comentado y criticado que Posada decidió archivar su propio proyecto.

iStock

Multa por ser infiel

Una vez más, el senador Edgar Espindola presentó un polémico proyecto de ley. La propuesta consistía en penalizar con 20 salarios mínimos a las personas que fueran infieles.

Espindola dijo que el matrimonio, al ser un contrato, debe ser visto como el resto de este tipo de acuerdos y ser penalizado de la misma manera que los demás en caso de incumplimiento. No solo sería una multa para la persona infiel, también para su amante. Aunque algunos políticos apoyaron la iniciativa, esta no pasó.

Desde prohibir los nombres ‘feos’ hasta multa por ser infiel. Le contamos sobre algunos.