Colombia

Por culpa del coronavirus, al matemático Néstor Otero le fallaron las cuentas en Perú

A Néstor Otero no le cuadraron los tiempos. Cuando estaba listo para volver al ruedo, esta vez con el modesto y recién ascendido Deportivo Llacuabamba de Perú, esta bola de nieve en que se ha convertido el tema del coronavirus paralizó todo.

El técnico vallecaucano, de amplio recorrido por muchos clubes colombianos, no ha sido presentado aún y apenas alcanzó a trabajar dos días con su nuevo club, cuya sede está en el norte de Perú.

“Estamos acatando el tema de la cuarentena, igual el torneo está parado. No pudimos trabajar en forma por esta emergencia. Ojalá todo termine bien y que las cosas vuelvan a la normalidad”, dijo Otero.

Al exentrenador del Deportivo Cali, Santa Fe, Pasto, Tolima y Cortuluá, entre otros, lo acompañan en el cuerpo técnico los también vallecaucanos John Jairo Escobar, como asistente, y Juan Bonilla en la preparación física.

El único futbolista colombiano en el plantel es el veterano zaguero Humberto Mendoza.

“Ese es un equipo modesto, recién ascendido; al comienzo lo dirigía Néstor Clausen, el exmundialista argentino, pero como los resultados no se le dieron, entonces le tocó salir. Los directivos que tomaron a Llacuabamba son empresarios mineros. En cuanto a jugadores está un chico que es primo de Miguel Trauco, el de la selección peruana que actúa en Francia; y tiene a Maxi Velasco, argentino que ha sido goleador en Sports Boys”, señala Arturo Reyes, periodista de El Comercio de Perú.


Sobre las expectativas y desde su sitio de 'acuartelamiento', Otero tiene claros los pasos a seguir en Llacuabamba, una vez se normalice todo.

“Es un equipo recién ascendido, nos trajeron precisamente para salvar la categoría, pero hay que esperar a que todo se solucione y podamos volver al trabajo”, dice.

Otero afirma que el reto en este onceno poco conocido a nivel internacional es grande. “Tomamos este nuevo paso en nuestra carrera con mucha responsabilidad, ya que nos hemos trazado un objetivo muy grande y es el de salvar al equipo del descenso y ser protagonistas; pero estamos con la fortaleza que nos caracteriza a los técnicos colombianos para sacar adelante los grandes retos”.

Por ser un equipo modesto y nuevo, fundado hace apenas 9 años, tiene problemas muy serios de logística y de estadio, pues su escenario habitual solo tiene capacidad para 500 espectadores.

“El equipo no juega en la ciudad de origen. Los directivos están esperando que la Federación Peruana de Fútbol les apruebe un estadio en la ciudad de Cajabamba, que es donde estamos ahora y es la capital de la provincia que lleva el mismo nombre; por eso antes de que comenzara todo esto del coronavirus alcanzamos a jugar un partido como local en Cajamarca, que es otra ciudad y está a tres horas de Cajabamba”, dice Otero.

Entre tanto, el asistente John Jairo Escobar dice que lo de la cuarentena hizo parar el programa de trabajo que el cuerpo técnico iba a implementar en el equipo.

“Llegamos, jugamos un partido que empatamos (2-2 con UTC de Cajamarca) y de una empezó el tema de la cuarentena; estamos en Cajabamba, este es un equipo que ha tenido el apoyo de la región minera, al comienzo del torneo tuvo muchos problemas y por eso cambiaron de técnico y llegamos nosotros; hemos aprovechado este tiempo para hacerle seguimiento virtual al trabajo de los jugadores en sus casas, y nosotros como cuerpo técnico también hemos ido haciendo una especie de actualización de conceptos en el fútbol”, expresó Escobar.

Lo que le espera no es fácil para el cuerpo técnico colombiano. Hasta antes de la para, Llacuabamba ocupaba el puesto 19 entre 20 equipos con apenas 4 puntos en 6 salidas.

El líder es Huánuco con 16 unidades, seguido de Ayacucho, Binacional y Universitario, con 13.

Otero sabe de retos, los mismos que asumió en el fútbol colombiano con diferentes clubes, y en su mayoría salió airoso. Eso espera hacer en un equipo con poca historia, pero con muchas ambiciones.

Football news:

Yuran can leave Khimki, Kalinichenko and Filimonov-enter the coaching staff, Zinin-become a sports Director
Manchester United denied that Lingard had discussed a move to Milan with Smalling and young
Bayern will not sell Alaba this summer, Tiago can leave for 60-80 million euros
Sky Sports will pay the Premier League clubs all the money for broadcasts in this and next seasons. The deduction of 170 million pounds was moved to the season-21/22
Havertz does not want to move to Bayern this summer. He chooses between Real Madrid, Liverpool, Manchester City, Manchester United and Chelsea
Atalanta bought Pashalic from Chelsea for 15 million euros (Nikolo Skira)
Russia, Germany and Portugal qualify for the Champions League (Bild)