Colombia

«Me arrepiento de no haber tenido la capacidad de responder»: Samper sobre el proceso 8.000

Bogotá, 23 de febrero_ RAM_Han pasado más de 25 años desde que estalló en Colombia el escándalo de financiación con dineros del cartel de Cali de la campaña presidencial de Ernesto Samper, ganador de las elecciones ese año. No fue esa la primera vez que se habló en el país de la mafia metida con los políticos, pero si la primera en que alguien de la estatura de un presidente se veía públicamente señalado de haber sucumbido a ese enorme poder corruptor.

Ese episodio cambió muchas cosas en Colombia y dejó dolorosas heridas en sus protagonistas, incluido por supuesto Samper, que fue en octubre pasado a la Comisión de la Verdad para hablar de los episodios más traumáticos de su gobierno (1994-98) y repitió cita este jueves.

Con el padre Francisco de Roux, presidente de la Comisión, a su lado, Samper habló de tres temas considerados cruciales y polémicos: el proceso 8.000, surgido de la narcofinanciación de los políticos; la supuesta conspiración contra su gobierno y el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado en 1995. Y luego sometió su verdad a un fogueo con María Jimena Duzán en el programa Semana en Vivo.

En su relato, contó que le cambiaron dineros buenos, de personas como Julio Mario Santodomingo y Luis Carlos Sarmiento, por plata de los narcotraficantes de Cali. E insistió en que lo que hubo en todo esto fue un robo de Fernando Botero. “La parte fuerte (de dineros para la campaña) fueron recursos del cartel, que se negociaron que entraran a las cuentas de la campaña, y nosotros estábamos convencidos que lo que estaba entrando venía de Nueva York”.

“Me arrepiento de no haber tenido la capacidad de responder rápidamente y decir que fue lamentable, pero es que no sabíamos lo que había pasado”, agregó el expresidente liberal.

De la narcofinanciación de la campaña presidencial surgió el llamado proceso 8.000, que para Samper fue un pleito judicial en contra suya por la premisa de haber recibido recursos del narcotráfico para llegar a la presidencia.

Samper insistió en que “jamás hubo un acuerdo formal con el Cartel de Cali y la prueba de ello fue el desarrollo posterior, como la persecución a este y la captura de sus miembros”.

Tanto en la Comisión como en Semana en Vivo, Samper invitó nuevamente a los expresidentesde la República a seguir construyendo la verdad en torno al conflicto que sufrió el país a lo largo de diferentes gobiernos.