logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Colombia

Las pistas de aterrizaje más complejas para los pilotos colombianos

Según la Aeronáutica Civil, Colombia es uno de los países con mejores condiciones de seguridad para volar.

Sin embargo, el capitán Julián Pinzón, director de Seguridad Aérea y Asuntos Técnicos de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles (Acdac), asegura que hay condiciones especiales en algunos aeropuertos del país que generan algunos inconvenientes, lo que no significa un riesgo para la seguridad aérea, pues los pilotos están capacitados para asumirlas.

Factores climatológicos y geográficos de algunos terminales aéreos son parte de estas condiciones especiales. Estas pistas son utilizadas para transporte de pasajeros, correo y carga, es decir, rutas comerciales.

Los cinco aeropuertos del país que presentan mayores inconvenientes son los siguientes:

1. Aeropuerto La Nubia, Manizales

Según el capitán Pinzón, la terminal aérea de Manizales no cuenta con una ayuda de navegación para los pilotos, por lo que el encargado de aterrizar el avión debe disponer de su visión y preparación para llevar a buen final el vuelo. Por esta razón, la operación de este aeropuerto solo se da de 6 de la mañana a 6 de la tarde, para siempre contar con la luz del día.

Aeropuerto La Nubia

El aeropuerto La Nubia ha operado por más de 40 años sin registrar ningún contratiempo.

“La parte de los cerros, la posición orográfica, la longitud de la pista, son factores que influyen –aclara Pinzón–. La Nubia es un aeropuerto que es atípico geográficamente por donde está ubicado”.

Pero su ubicación –como resalta el especialista de Acdoc– es lo que genera esas condiciones especiales: la terminal se encuentra ubicada entre montañas, lo cual a la hora que sea necesario un sobrepaso, esto genera temor entre los pilotos.

Los sobrepasos son maniobras que los pilotos deben efectuar desde el momento en el que se encuentran realizando una aproximación a la pista de aterrizaje, que se empieza a contemplar cuando se encuentran por debajo de los 1.000 pies de altura.“Esto significa que cuando un piloto se encuentra en ese punto de aproximación –aclara Pinzón– debe calcular si las condiciones están dadas para lograr un aterrizaje, o en caso de no poder lograrse, pueda seguir su curso hacia un punto fijo y retomar la ruta para intentar tomar la pista de nuevo. Pero como uno lo primero que se encuentra es un cerro cuando va a efectuar esa maniobra, por eso se prefiere calcular y realizar el aterrizaje en el primer intento”.

Llegada a Manizales desde el AireLlegada a Manizales desde el Aire
Aeropuerto La Nubia

Aeropuerto La Nubia, en Manizales.

El capitán aclara que esta maniobra se realiza porque la pista es corta y en caso de tener que realizar el sobrepaso, el piloto deberá tomar rumbo hacia su izquierda y pasar cerca de algunos edificios en Manizales. “Desde todo punto de vista, son condiciones apretadas para los pilotos”.

Desde el momento en el que los pilotos se encuentran realizando el cálculo, según cuenta Pinzón, los operadores del aeropuerto La Nubia le piden que si no está seguro del aterrizaje lo mejor es que no lo haga.

Julián López, administrador del aeropuerto La Nubia, asegura que esta terminal aérea se encuentra capacitada con todos los requerimientos para operar sin ningún problema.



“El aeropuerto cumple con toda la normatividad –señala López-; está aprobado y avalado para funcionar con este tipo de aeronaves (ATR 42 Y 72600). Es totalmente aeronavegablemente seguro, si no, no aterrizaría ningún avión”.

El administrador señaló que La Nubia cuenta con una pista de longitud de 1.460 metros, que permite que cualquier avión aterrice sin problema. “Hablando de forma no técnica, tiene una inclinación que, al final, favorece, porque al momento del aterrizaje ayuda a la reducción de velocidad y para el despegue porque es hacia abajo y ayuda a tomar altura”.

López habló también de las condiciones geográficas, las cuales, asegura, no han sido impedimento para su operación.

“Claro que Manizales es difícil -asevera-, está a una altura de 2.220 metros sobre el nivel del mar y está construida en topografía de ladera y rodeada de cerros, pero eso es de la naturaleza, así se construyó y ha operado hasta ahora. No me parece que estigmaticen así a un aeropuerto y sean excluyentes con él, pues hay otros con condiciones operacionales de mayor riesgo. Además, lo que más hemos trabajado es la seguridad operacional y que el personal esté entrenado para responder”.

2. Aeropuerto Antonio Nariño, Pasto

Aunque Julián Pinzón resalta que el aeropuerto Antonio Nariño también está rodeado de cerros, aclara que las distancias no son iguales a las del aeropuerto de Manizales, lo cual permite que el piloto tenga el espacio en caso de realizar sobrepasos.

Aterrizaje en PastoAterrizaje en Pasto
Aeropuerto Antonio Nariño, Pasto

Aeropuerto Antonio Nariño, Pasto

No obstante, advierte el capitán, los vientos en el aeropuerto de Pasto son muy cambiantes, lo cual otorga estas condiciones especiales para el despegue y el aterrizaje en esta terminal aérea.

“Pasto cuenta con dos cabeceras –explica Pinzón-; una para despegar y otra para aterrizar. El problema es que los vientos son muy cambiantes en dirección e intensidad. El tema del viento es lo que reta al piloto, pues es muy inestable y puede generar complicaciones”.

La Aeronáutica Civil aclara que este y otros aeropuertos cuentan con las normas de seguridad y capacidad para cumplir con los itinerarios. Los vientos no han causado en mucho tiempo ningún tipo de accidente más allá de que en alguna ocasión se haya presentado la necesidad de hacer un sobrepaso.

3. Aeropuerto Camilo Daza, Cúcuta

La terminal aérea Camilo Daza, en la capital nortesantandereana, cuenta con dos pistas, es decir, cuatro cabeceras.

Aterrizaje en CúcutaAterrizaje en Cúcuta.
Aeropuerto Camilo Daza, Cúcuta

Aeropuerto Camilo Daza, Cúcuta.

El capitán aclara que la razón de incluirla en esta lista es que el viento cambia constantemente tanto en dirección como en intensidad. Solo una de las cabeceras cuenta con radioayuda para la navegación, las otras se deben efectuar manualmente por parte del piloto.“La que cuenta con los instrumentos es la que permite la llegada de noche –aclara Pinzón-. En las otras solo se debe operar durante el día”.

4. Aeropuerto Palonegro, Bucaramanga

El Palonegro se encuentra ubicado en una meseta. Los vientos que circulan por la zona representan algunas particularidades para los pilotos, pues son variantes.
“Es como si hubieran cortado la punta del cerro –comenta el capitán Pinzón-. Entonces la pista empieza justo unos metros antes de cuando empieza el cerro y termina cuando ya se va a acabar. Si uno mira de forma horizontal esta pista, es convexa”.

Aterrizaje en BucaramangaAterrizaje en Bucaramanga
Aeropuerto Palonegro, Bucaramanga

Aeropuerto Palonegro, Bucaramanga.

El capitán aclara que lo curioso de la forma de la pista es que los vientos circulan hacia arriba. Esto quiere decir que en el momento de aterrizar, el avión es empujado y genera un poco de movimiento, pero cuando pasa ese corte transversal del cerro, el viento se acaba, entonces el avión trata de bajar de forma brusca.“El que aterriza espera una pista plana –dice Pinzón-; pero cuando uno empieza a frenar, la pista coge la bajada. Es una pista de una sola cabecera y tiene una sola ayuda de navegación. Esa ayuda solo es para el aterrizaje”.

5. Aeropuerto El Caraño, Quibdó

El último en el escalafón es la terminal aérea de la capital chocoana. El Caraño cuenta con condiciones metereológicas que permiten que, casi siempre, la pista se encuentre mojada y genere algún ruido al momento del aterrizaje.

Aterrizaje en QuibdóAterrizaje en Quibdó
Aeropuerto El Caraño, Quibdó

Aeropuerto El Caraño, Quibdó.

“Generalmente está lloviendo –dice Pinzón-; generalmente la pista está mojada. Cuando la pista está mojada, por más larga que sea, a uno se le vuelve corta. Si llega a frenar se desliza”.

El experto asegura que la pista es buena, pero como casi siempre llueve, siempre es importante que los pilotos hagan cálculos con el peso, pues es mejor tomar todas las precauciones para evitar inconvenientes.

La lista se realizó con la información que el capitán considera lleva a generar situaciones especiales, sin embargo, aclara, los pilotos se encuentran capacitados para sortear estos inconvenientes, además, las terminales aéreas cuentan con la normatividad y elementos de seguridad necesarios.

MIGUEL ÁNGEL ESPINOSA BORRERO
Redactor de EL TIEMPO
En Twitter: @Leugim40

Themes
ICO