Colombia

Las manos que tejen la reactivación económica en Usiacurí, Atlántico

En medio de la crisis provocada por la covid-19 en el país, hay 200 familias en Usiacurí (Atlántico) que sobreviven con lo que más les gusta: el diseño y la producción de artesanías a partir de la palma de iraca.

En este municipio, localizado a 40 minutos de Barranquilla y con aproximadamente 10.000 pobladores, el 80 por ciento sobrevivía de la tejeduría y el turismo antes de la llegada del coronavirus. Por eso cuando hace dos meses se determinó la cuarentena nacional, Yaneris Angulo, líder de este grupo de artesanos, vio con impotencia el detenimiento de sus actividades y el de sus colegas.

“Al comienzo me dio duro, me acostaba, me levantaba”, recordó la diseñadora artesanal, quien dijo que, al verla desesperada, sus hijos le recomendaron la lectura de libros de emprendimiento.

(Le puede interesar: La verdad de lo que está pasando con el coronavirus en Cartagena)

Un desespero natural, si se tiene en cuenta que Angulo Romero desde sus siete años de edad ha seguido la tradición de la familia de trabajar con la palma de iraca.

Hoy, ni la pandemia ni la cuarentena le han impedido parar, pues si antes se la pasaba viajando de Usiacurí a Barranquilla u otras ciudades como Bogotá, Medellín y Cali distribuyendo y dando a conocer sus coloridas creaciones, las ganas le pudieron más que quedarse cruzada de brazos y decidió ofrecer sus productos a través de las redes sociales.

El taller Yaranma, que ha recibido apoyo de la Secretarías Departamental de Desarrollo Económico y de la Mujer.

El taller Yaranma, que ha recibido apoyo de la Secretarías Departamental de Desarrollo Económico y de la Mujer.

“A mi hijo se le dio por publicar en Facebook que se necesitaba mano de obra y los interesados se acercaran a la casa a recibir la materia prima. Al día siguiente, durante todo el día, llegaron muchas personas”, dijo mientras agradecía a Dios por ayudarle a mitigar la crisis entre los pobladores del municipio.

Fue entonces cuando también se sumaron al equipo distribuidores que ahora le compran la materia prima y obtienen ganancias a partir de los excedentes. Desde entonces, y antes de salir a diario, se dotan con los elementos de bioseguridad.

El taller Yaranma siempre se ha caracterizado por darle al cliente productos de calidad. Estamos pendientes a la moda, tendencias y  necesidades del mercado final. Estamos haciendo estudios de mercado

Al mal tiempo buena cara, porque si algo tenía claro la mujer de 51 años cuando la situación se complicó era que nada iba a ser fácil. Sin embargo, la vida, por esta época, le tiró limones y ella pudo hacer limonada. O mejor dicho, la vida le siguió dando palma de iraca y ella le sacó beneficios diseñando lo que más se podría consumir cuando la mayoría de sus clientes están confinados en sus casas: productos para el hogar.

Es por eso que, de acuerdo con las cuentas del taller Yaranma, que ha recibido apoyo de la Secretarías Departamental de Desarrollo Económico y de la Mujer para fortalecer la búsqueda de mercados, lo que más se vende por el momento son los juegos de decoración para el comedor, además de servilleteros y bandejas.

(Lea también: Las nuevas reglas de la cuarentena en las capitales)

Pero no se conforma con eso y sigue empuñando, al igual que el centenar de amas de casa que hacen parte del taller, pinzas desde su mano para darle forma y color a un cúmulo de palmas de iraca que luego se convertirán en atractivos collares, calzados, cinturones y bolsos. Los mismos que alguna vez llamaron la atención de la reconocida diseñadora barranquillera Silvia Tcherassi.

A mi hijo se le dio por publicar en Facebook que se necesitaba mano de obra y los interesados se acercaran a la casa a recibir la materia prima...

El reconocimiento a su labor no llegó hasta ahí, sino que luego fue certificado, en diciembre de 2019, por el Icontec con el sello de material ‘Hecho a Mano’. Aunque la misma diseñadora artesanal describe cuál es ese sello que la diferencia de las demás.

“El taller Yaranma siempre se ha caracterizado por darle al cliente productos de calidad. Siempre estamos pendientes a la moda, a la tendencia y a las necesidades del mercado final, siempre estamos haciendo estudios de mercado y esa es la ventaja de tener jóvenes que me ayudan”, explicó la mujer.

Sus hijos, por no dejar morir la tradición, también aprendieron a tejer y a tinturar, conformando así un equipo funcional que produce, distribuye y vende 600 piezas a la semana. De hecho, el pasado viernes ya tenían un pedido de otras 600 para juegos de individuales.

Por lo anterior, 200 familias seguirán teniendo ingresos gracias a sus trabajos, los mismos que decoran cientos de hogares colombianos. “Recuerden que cada vez que le compran a un artesano, están ayudando a todo un pueblo”, cerró Yaneris.

BARRANQUILLA

Football news:

Pioli on Zlatan's failure to score against Parma: He was angry with himself. On the field, he turns into a lion
Manchester City have agreed a contract with Ferran Torres. He is seen as a replacement for Sane
Mourinho on Tottenham: We will fight until the end to reach the Europa League
Dzeko scored 15 goals in Serie A with his head. Over the past 5 years, only Pavoletti and Zapata have more
Sarri on 3:3 with Sassuolo: there Were moments of passivity that are difficult to explain
Arteta about 2:1 with Liverpool: the Gap between the teams is huge for today
Jurgen Klopp: Arsenal didn't have any real chances. We played brilliantly, but two episodes killed the game