Colombia

Felices los normales

Esos seres extraños, los que no tuvieron una enfermedad desconocida, los llenos de zapatos, los satisfechos, los gordos, los lindos, los rintintín y sus secuaces. Los que ganan, los que son queridos hasta la empuñadura. Los vendedores y sus compradores, los caballeros ligeramente sobrehumanos, los hombres vestidos de truenos y las mujeres de relámpagos. Sí, son los versos de Roberto Fernández Retamar y ofrezco disculpas por empezar esta columna con una cita tan larga. No pude evitarlo, y como además es Viernes Santo, y en este diario me dijeron que aunque no habría edición impresa podía escribir en ‘la digital’ teniendo en cuenta que muchos de los lectores (es decir, todos) estarán en sus casas, aquí estoy. Escribiendo y pensando en la curiosa (inusitada) normalidad del mundo.

Una fotografía que publicó El Tiempo hace dos días inspiró estos pensamientos. Y esta columna. Su título: ‘China empieza a regresar a la normalidad’. ¿Y qué muestra la foto? Un salón de clase lleno de niños, cada uno con su barbijo, atendiendo a su profesor (no se ve en la foto, pero supongo que también lleva barbijo). ¿Esa es la normalidad de China? ¿O se trata más bien de un mensaje de esos que Freud llamaba ‘fallidos’? Creer que lo que allí y aquí sucedió (sucede aún) no tiene nada que ver con el modo en que vivíamos (la normalidad: los satisfechos, los gordos, los llenos de zapatos) y que, por lo tanto, cuando salgamos de esta (los que salgamos) podremos volver a vivir bajo la lógica de ‘los vendedores y sus compradores’: caballeros ligeramente sobrehumanos (los primeros). Vestidos de truenos y seguros, asaz, de su indiscutible invulnerabilidad, como escribió en estos días Francisco de Roux.

¿La crisis climática se ha venido asumiendo como una ‘normalidad’ o como una anomalía? Si la respuesta es la primera debido a que esta no actúa como el coronavirus, estamos en problemas.

La realidad es que somos muy vulnerables como especie. Por lo tanto, asumir que aquello que considerábamos ‘la normalidad’ era más bien una anomalía podrá ayudarnos a construir una resiliencia colectiva para enfrentar nuevas pandemias.

¿La crisis climática se ha venido asumiendo como una ‘normalidad’ o como una anomalía? Si la respuesta es la primera debido a que esta no actúa como el coronavirus, de manera mortal e inmediata, sino lentamente, estamos en problemas. Pero, si la respuesta (algo improbable) implica el reconocimiento de la gravedad de la crisis climática, también estamos en problemas, probablemente más graves. El cambio climático (ya lo he escrito en este diario) puede ser más devastador que la pandemia debido a que sus efectos son indiscriminados en poblaciones, impredecibles, sistémicos.

Felices los normales: los delicados, los sensatos, los finos, los amables, los dulces, los comestibles y los bebestibles. Felices las aves, el estiércol, las piedras, escribió Retamar en 1962. Ahora corresponderá a los científicos sociales pensar sobre la nueva ‘normalidad’ que nos espera. La que debemos construir en forma de sociedad resiliente, sostenible, austera, de bajo impacto. Y como hay tiempo para lecturas recomendaré una que acompañó mis días de encierro. El artículo ‘Más allá del coronavirus: el camino hacia la próxima normalidad’. Escrito por dos cunsultores de McKinsey: Kevin Sneader y Shubham Singhal.

Plantean que seremos testigos de una dramática reestructuración del orden económico y social para el entorno de los negocios. Una nueva normalidad que es necesario construir entre todos.

Manuel Guzmán Hennessey


@GuzmanHennessey

Football news:

Costacurta on Messi: When he was 16 years old, I took him for a child, but after 15 minutes asked for a replacement
Rashford on the death of George Floyd: black Lives matter. We are important
Messi will not leave Barcelona for free in the summer. This clause in the contract is no longer valid
Manchester United have extended ighalo's loan until January 31, 2021
PSG can buy Milinkovic-Savic and Marusic from Lazio for 80 million euros
Niang is Interesting for Tottenham, but the move to Marseille is more real
Coutinho's agent: Philippe has a desire to return to the Premier League, but there have also been conversations with Bayern about next season