Colombia

Estos son los subsidios y las tasas que debe aprovechar para comprar vivienda

A causa de la pandemia por el Covid-19, miles de familias colombianas vieron aplazado el sueño de tener casa propia este año. Sin embargo, eso lo resolvió el Gobierno al poner en marcha un programa de 200.000 nuevos subsidios para atender no solo la demanda de los hogares, sino para reactivar al sector de la construcción en Cali y el resto del país.

Los subsidios podrán aplicarse en la cuota inicial y a las tasas de interés para atender la financiación del crédito, lo que resultará más favorable en los pagos mensuales.

Se trata de una oportunidad para que las familias se postulen a los subsidios, o continúen con el trámite de las mismos –si los adelantaban antes de la emergencia sanitaria.

Le puede interesar: ¿Cómo va la reactivación de la construcción?, esto revela Minvivienda

Cabe recordar, hasta antes del anuncio, la cartera de vivienda había otorgado 47.840 subsidios a la cuota inicial y a la tasa de interés, más 30.296 solo para cobertura a la tasa de interés a préstamos hipotecarios aprobados por el Fondo Nacional del Ahorro y la banca privada.

En Cali y municipios vecinos como Jamundí, Yumbo, Palmira y Candelaria, el 93% de la oferta de vivienda nueva tendrá cobertura con esas nuevas ayudas oficiales, por lo que ese beneficio se podrá irrigar a 13.547 unidades tanto del segmento VIS (Vivienda de Interés Social), como a soluciones hasta por un valor de $438,9 millones que corresponden a los estratos medios de la población.

Desde ya las salas de ventas y las ferias, próximas a reabrirse por parte de las empresas constructoras, podrán ofrecer soluciones habitacionales en el segmento VIS hasta por $131 millones. A la fecha, están en preventa 9.538 unidades, mientras 178 se encuentran en construcción.

Asimismo, en el segmento de casas y apartamentos entre $131 millones y hasta $438,9 millones, la capital del Valle tiene 2.687 unidades en preventa, 680 en construcción y 441 soluciones terminadas. De esta forma, los hogares interesados en comprar vivienda, en estos rangos, podrán postularse a los subsidios.

Como una forma de atender la demanda que se viene para los próximos meses, las constructoras locales ya alistan el lanzamiento de nuevos proyectos como una nueva forma de relanzar el sector con el apoyo de los subsidios.

¿Cómo funcionan?

A los subsidios para vivienda de interés social, VIS, podrán acceder los núcleos familiares con ingresos hasta de cuatro salarios mínimos (cerca de $4 millones al mes). En este segmento el Gobierno tiene previstos 100.000 subsidios.

Una cifra similar será para aquellos hogares, de cualquier nivel de ingresos, que deseen una vivienda VIS, cuyo valor esté entre los $132 millones y los $438 millones.

En el caso de requerirse una vivienda de interés social, si una familia busca comprar una de $80 millones, necesitaría $24 millones de cuota inicial, la cual cubrirá el subsidio. En consecuencia, el crédito bancario a pagar será solo de $56 millones. Adicional a ese beneficio, el usuario podrá solicitar el subsidio para la tasa de interés, por lo que las cuotas mensuales estarían en promedio en $250.000.

Pero si la vivienda –ya sea casa o apartamento—vale más de $132 millones, el Gobierno subsidiará solo la tasa de interés, aunque habrá una cuota mensual fija. Ejemplo: En una vivienda de $200 millones con cuotas mensuales de un millón de pesos, el Estado otorgará un subsidio a la tasa de $439.000, por lo que las cuotas quedarían en alrededor de $560.000. Ese beneficio cobijará los primeros siete años del crédito.

Estos subsidios estarán disponibles desde el segundo semestre del año y que se extenderá a 2022, con lo que se espera reactivar el sector de la construcción, que es uno de los principales motores del empleo.

El sueño de millones de colombianos es tener casa propia. Como una forma de superar la crisis del sector constructor, a partir del segundo semestre operará un nuevo programa de ayudas oficiales.

Imagen: IStock

El trámite 

Los hogares deben seleccionar la vivienda de su preferencia, que se ajuste a sus capacidades económicas y dirigirse a la entidad financiera de su elección, o al Fondo Nacional del Ahorro, FNA.

Allí, se verificarán las características de los hogares y se les informará si pueden ser beneficiarios o no, sin postulaciones previas, a través de una consulta en línea de la entidad bancaria en un aplicativo diseñado para tal fin.

En caso de obtener una respuesta positiva, el hogar debe continuar con el trámite que tenga la entidad financiera para la aprobación de un crédito hipotecario. Una vez aprobado el crédito por parte de banco y este se encargará de solicitar la asignación del subsidio y del trámite del desembolso del crédito.

El viceministro de esa cartera, Carlos Alberto Ruiz, dijo que no se necesitan intermediarios para las postulaciones, por lo que invitó a las familias interesadas, a acercarse a los bancos, al FNA, o las cajas de compensación familiar para informarse de los subsidios y la forma de tramitarlos.

Se estima que la meta es entregar alrededor de 50.000 subsidios nuevos por año –hasta el 2022— y no habrá en esta oportunidad cupos por regiones.

Tasas más favorables

Además del subsidio, es fundamental investigar la financiación y las tasas de interés a largo plazo, algo que siempre preocupa a quienes van a comprar vivienda nueva o usada.

Sin embargo, hoy el sistema financiero (incluyendo el Fondo Nacional del Ahorro, que es oficial), tiene unas tasas de interés favorables, que son un incentivo a la hora de adquirir a crédito una casa o apartamento a través de dos alternativas: en UVR o en pesos.

De acuerdo con el último reporte de la Superintendencia Financiera, con corte al 15 de mayo del 2020, las tasas de interés en UVR (Unidad de Valor Real) para vivienda, oscilaron en promedio entre 7,70% y 9% efectivo anual, mientras las tasas con financiación en pesos se ubicaron entre 10,19% y 11,19% al año.


Si por ejemplo, usted escoge un crédito en pesos recuerde que el valor del mismo no cambiará durante el tiempo de pago. Por ejemplo, si el banco le aprobó $250 millones, el usuario cancelará igual suma más los intereses causados a lo largo del préstamo pactado con el banco.

De igual manera, las personas podrán optar por sistemas de amortización con abonos constantes a capital. Y si es por cuota fija la misma no aumentará ni disminuirá hasta pagar la totalidad del crédito.


En UVR la situación es diferente. Este sistema no ofrece un valor estable para las cuotas mensuales, ya que su valor está atado a la inflación. Es decir, que la cuota podría aumentar o subir conforme al comportamiento del índice de precios al consumidor. Generalmente, las personas escogen esta alternativa porque las cuotas son un poco más bajas.

Se puede, sin embargo, pactar con el banco la llamada cuota constante en UVR, la cual significa que la deuda se puede distribuir en partes iguales. Pero como la UVR tiene variaciones, el valor de esa cuota también puede subir o bajar dependiendo de la inflación.

Es fundamental que a la hora de tomar un crédito hipotecario es recomendable que el usuario se asesore primero para tomar la mejor decisión. Y ante todo, que tenga en cuenta su nivel de ingresos, o el de su grupo familiar para amortizar la deuda, la cual generalmente se pacta a largo plazo en cualquiera de los dos sistemas o alternativas que ofrece el mercado.

Football news:

Кад Cadiz returned to La Liga after 14 years
Pioli about 2:2 with Napoli: One point is a good result
Gattuso on Milan's penalty: the Rule needs to change. Jumping with your hands behind your back is another sport
Milan will offer 25 million euros for Celtic defender Ayer
Klopp on plans: Four years at Liverpool. After that, I want to do nothing for a year
Rogers Pro 1:4 with Bournemouth: Leicester play well only 45 minutes after the break
Inter and Roma are Interested in Garay