Colombia

El sacrificio de los buenos

Un compañero de estudios me abordó la semana pasada con la grave preocupación de que su hijo, un recién graduado en Derecho en una universidad de primera categoría, estaba emitiendo algunas opiniones acerca del trabajo oficial que realizaba y que, según mi amigo, contradecían del todo la escala de valores de su hogar.

            Casi sin pensarlo, le dije: –Me duele decir que el sector público de mi país está matando a la gente buena.

            Ante su cara de sorpresa debí aclararle que hace muchos años, en el gobierno del presidente López Michelsen, estuve manejando la llamada oficina de personal del Estado (en aquel tiempo llamada el Servicio Civil) y que, desde aquel entonces, esa preocupación me seguía rondando a menudo. He puesto los ojos, le añadí, no en las formas legales de la carrera administrativa que hicimos, sino en la conducta de los servidores públicos cuando ocupan una posición de cualquier rango en el organigrama oficial.

            Hablaba de la gente buena (y no de la gente bien que es otra cosa) para decir que me da pena ajena el sacrificio de los profesionales en la vida burocrática. Y acuso de ese sacrificio a la clase política colombiana que ha dañado perniciosamente la moral de la comunidad colombiana. Estimo que ciertas costumbres políticas, ya arraigadas en nuestra sociedad como el clientelismo y el contratismo, han deteriorado la conciencia de muchos de los servidores públicos. Tomando el caso de mi amigo, veamos un ejemplo.

            Aquel joven profesional es contratado por una entidad pública, nacional, departamental o municipal, después de haber cumplido el ritual de rendirle pleitesía a su “padrino” y comprometerse a que su familia votará por él de una manera innegable. Ya sentado en su puesto, este joven profesional es empujado a decir mentiras, a falsear informes, a adulterar estadísticas, a mirar para otro lado y hacerse el tonto mientras la corrupción sin vergüenza pasa por su lado.

            Si por casualidad habla en su casa de lo que está viviendo en el trabajo, pasan dos cosas: o se le reprocha su silencio y complicidad; o se le dice que no vaya a poner en juego su puesto porque la búsqueda de empleo aquí es muy difícil y en su casa van a pasar hambre. Total, la familia aprueba su comportamiento y la sociedad colombiana se va llenando así de tales maquinaciones que se diseminan en toda la población.

            La codicia de poder, entendida como este tipo de abusos originados en la costumbre colombiana de las reelecciones, es la causante del mal. La codicia de Mandela era la injusticia y gracias al poder que le dio el pueblo, pudo emancipar a su Nación. La codicia nacional de los viejos electoreros y caciques pasa por alto la moral y deteriora enormemente la calidad de las familias colombianas.

            Pienso ahora en el inútil desgaste de los docentes y maestros del joven profesional, o de la chica recién graduada, desvelados por darle una educación meritoria, estudiando en su casa las lecciones, diseñando sus disertaciones para que la didáctica llegue al alumno, y todo este meritorio esfuerzo de los profesores termina en el escritorio de un empleado nuevo que avanza en su vida siguiendo los dictados de una burocracia que solo persiste en ser inmortal.

            Agosto 2020

Football news:

Dani Alves comments on Messi's post about Suarez's departure: it's about respect and they don't know it
Manchester City want to sign Benfica defender Diaz. The transfer is estimated at 55 million euros, the deal may include Otamendi
Morata took number 9 at Juventus. Under him played Higuain
Hazard and Asensio were not included in real's bid for the La Liga match with Betis
Barcelona are in talks with Manchester City to lease Zinchenko for a year (Gianluigi Longari)
Suarez passed a medical and signed a contract with Atletico
Alvaro Morata: Juventus are close to winning the Champions League every year. We hope this time we will succeed