Colombia

El mejor hombre

Se acaba de morir Maradona. Bueno: fue ayer, para siempre. “Se le paró el corazón al mundo”, dijo entre lágrimas Oscar Ruggeri, su compañero de tantos años en la Selección Argentina. Me acordé de un amigo porteño que siempre rezaba, como su única plegaria en la vida, la alineación de la final de México 86: Pumpido, Cuciuffo, Brown, Ruggeri, Batista, Giusti, Burruchaga, Enrique, Olarticoechea, Valdano y Maradona. Amén.

Ese fue mi primer Mundial, me lo vi todo por verlo a él, a Diego. Por alguna razón yo tenía la idea de que esos partidos se estaban jugando en el estadio de Popayán, el Ciro López, y me emocionaba pensar que algún día, caminando de la mano de mi nonna por el centro de la ciudad, me iba a encontrar con alguno de esos jugadores que por las tardes veía en la televisión para luego salir a la calle a emularlos, a creerme uno de ellos.

Pero en el fondo todos queríamos ser Maradona, solo él. Y lo fuimos durante ese verano del 86, todas las tardes. Es más: mi nonna me compró en el LEY, eso sí, un álbum que se llamaba el Álbum de Maradona. No el del Mundial, no. El de él: un recorrido por toda su vida, hasta ese momento, en imágenes que uno pegaba y que iban desde su infancia o su inicio profesional en Argentinos Juniors hasta su llegada al Napoli.

En esa época no había internet –no había nada– pero aquí en Colombia muchos éramos hinchas del ‘Nápoles de Maradona’, como si el equipo se llamara así, y la verdad es que sí, y nos veíamos sus goles que siempre salían en el resumen del noticiero. Todavía recuerdo, de memoria, uno que le hizo a Walter Zenga de tiro libre: una pintura impecable, una obra maestra. El balón que entró perfecto y lento por el palo izquierdo.

¿Puede ser el fútbol un arte? Sí, por supuesto que sí, y a veces es una de las formas más elevadas del arte y de la vida. Por eso Maradona fue el más grande de todos, de lejos, porque fundió las dos cosas como nadie más lo había hecho y quizás nadie más lo haga ya. Y lo hizo con la inspiración y la gracia que solo les son dadas a los artistas de verdad, los únicos representantes de Dios en la Tierra.

Aunque Maradona, por ser argentino, no era el representante de Dios en la Tierra sino Dios mismo, D10S, y ese destino trágico y hermoso se lo ganó con creces en la cancha, con la zurda. Yo, que soy católico, me permití otra herejía en la vida, la iglesia maradoniana. Y como feligrés en ella y su devoto acólito me enfurece cuando alguien se atreve, por lo general con estúpidos argumentos morales, a objetar la grandeza de Dios.

Que Maradona era drogadicto, que era comunista, que era argentino; bueno, razón de más para adorarlo, o como dijo alguna vez alguien que no recuerdo: “Yo a Maradona lo admiro como drogadicto, lo que haga dentro de la cancha me tiene sin cuidado...”. Y dentro de la cancha era Dios, un genio. Y logró lo más importante que pueda lograr en la vida cualquier ser humano, hacer felices a los demás, alegrarles la vida.

El talento es un don como no hay otro, y nada merece más admiración ni más respeto y compasión; incluso desde el punto de vista moral, sobre todo desde el punto de vista moral. Qué más encomiable y ejemplar que ser uno el mejor en lo que hace, embellecer el mundo, hacerlo un lugar mejor. Y Diego regaló su talento a manos llenas, sin contemporizar jamás con la mediocridad, que suele ser el signo de los que tanto lo critican.

Por eso su vida fue una tragedia hermosa y conmovedora y una expiación: la expiación del fútbol –la única religión de verdad que nos queda–, de su país, de esta sociedad que sacrifica a sus héroes y los encumbra y destruye para descargar en ellos todas sus miserias.

Gracias por hacernos tan felices, Diego. D10S ha muerto, ahora sí, viva D10S.

Juan Esteban Constaín


www.juanestebanconstain.com

Football news:

Gundogan has scored 4 goals in his last 6 Premier League games. The same number was in the previous 55 games
Lineker after the Liverpool - Manchester United match: Both teams went on the attack. What an exciting fight for the title
Liverpool have made only 10 shots on target out of 62 in the last 4 rounds of the Premier League
Raymond Domenech: I wanted to be president of France when I was five
Vidal scored for Inter for the first time in Serie A - against Juve
Klopp after Manchester United: The worst thing that can happen in football: you play against a top team, and they all defend
Show about 0:0 with Liverpool: A point is better than nothing. Everyone in the locker room is a little upset. We felt that we could win