Colombia

¿El Gobierno está improvisando frente al coronavirus?

El senador Roy Barreras explicó en Sigue la W las falencias que ha presentado el Gobierno para enfrentar el nuevo coronavirus que amenaza al mundo, el cual ya supera los 2,700 muertos.

Estos fallos del Gobierno, contó Barreras, vienen directamente de los protocolos: “cuando un viajero llega a Colombia, se le pregunta si ha tenido fiebre, dificultades respiratorias o tos, pero la falla se presenta cuando se le pregunta si viene de China”. Es aquí donde el protocolo falla, pues ya son 33 los países que han confirmado casos de coronavirus en su población.

Por otra parte, el presupuesto de 15 millones de pesos que adjudicó el Ministerio de Hacienda el día de ayer para prevenir la propagación de este virus “es insuficiente y tardío. Llevamos desde principios de diciembre advirtiendo la amenaza del coronavirus”, sentenció el senador.

Otra falencia que detectó el senador es la “falta de control” de los puertos de entrada al país, pues “no están determinados en su totalidad”, y en particular “se está descuidando el puerto marítimo de Buenaventura, donde el Alcalde nos dijo que no tienen capacidad alguna en los hospitales, y la frontera porosa con Venezuela”.

En cuanto a los colombianos que estaban en Wuhan y están próximos a llegar al país, el senador Barreras afirmó que el Ministerio de Salud “no tiene claro adónde van a ser el espacio de aislamiento para las cuarentenas de los pacientes eventualmente sospechosos”. Aclaró que las 14 personas junto a la tripulación “están sanos”.

“Es responsabilidad de los Gobiernos difundir a través de los medios de comunicación los protocolos para evitar la propagación del virus y así proteger a la población”, aseveró el senador, añadiendo que “existe un 60% de riesgo de que el coronavirus llegue a Colombia entre marzo y abril”.

El coronavirus es virus respiratorio cuya taza de contagio es más de 2,5 veces que otros virus conocidos, como el SARS. Puesto que no existe vacuna ni tratamiento, el virus se ha propagado ya a 33 países, cuyos mecanismos de control han fallado. Sin embargo, tiene menos letalidad que otros virus, pues un 3,4 por ciento de los infectados han muerto; es decir, de cada 100 personas infectadas 97 sobreviven sin tratamiento.