Colombia

Ejecutivas colombianas, con menos inequidad que las de otros países

La desigualdad salarial y la falta de reconocimiento como flagelos laborales son percibidas por las mujeres incluso en los niveles más altos de las organizaciones en América Latina.

Según el informe de Monitoreo de Género elaborado por la Escuela Superior de Administración y Dirección de Empresas (Esade), el 73,3 por ciento de las ejecutivas en Latinoamérica piensan que hay un trato desigual a favor de los hombres para ocupar los cargos directivos.

La encuesta, realizada a 909 mujeres que ocupan cargos directivos en diferentes compañías, reflejó, además, que Colombia es el lugar donde menos se percibe inequidad de género en las empresas.

Mientras que el 69,9 por ciento de las ejecutivas colombianas piensan que los hombres son más favorecidos en las organizaciones, en Chile esta percepción asciende al 84,3 por ciento de las encuestadas, convirtiéndose en el país con el mayor inconformismo en este aspecto. En México y Perú la percepción es de 73,5 y 70,82 por ciento, respectivamente.

(Lea también: ‘¡Por supuesto que soy feminista!’: Alma Guillermoprieto)

Se entrevistó a mujeres de diferentes perfiles en donde el 56,9 por ciento correspondía a profesionales con más de 15 años de experiencia laboral, entre los 30 y 39 años de edad. Además, el 72,26 por ciento afirmó vivir en pareja y ser madre de dos hijos (25,99).

En este sentido, para el 69 por ciento de las encuestadas, la maternidad repercutió de alguna manera en su trayectoria profesional, siendo Chile la muestra más significativa, donde el 18 por ciento de las mujeres afirmaron que su empresa no contaba con medidas para conciliación durante este periodo. En contraste, Colombia fue el país donde la maternidad incidió de menor forma en el campo laboral.

Según la investigación, si bien existe una percepción generalizada de inequidad de género dentro de las organizaciones, el 56,9 por ciento de las encuestadas resaltan la conciencia de las empresas en este sentido al aplicar medidas que favorecen la igualdad, y que las compañías que aún no cuentan con estas políticas es porque no las consideran prioridad estratégica (33 por ciento) o no están alineadas con la cultura empresarial (27,82).

(Lea también: América Latina necesita más mujeres para crecer económicamente)

Respecto al trabajo de las compañías en este sentido, una parte de las ejecutivas considera que la flexibilidad horaria (20,9 por ciento) y la formación para el liderazgo y el desempeño directivo en áreas claves (20,36 por ciento) son algunas de las estrategias organizacionales impulsadas en pro del equilibrio entre géneros.Asimismo, el 72,1 por ciento de las mujeres en Latinoamérica piensan que todos o algunos de sus compañeros varones se encuentran comprometidos con la igualdad de género.

Emprendedoras

En el caso de las trabajadoras independientes, que corresponden al 12,92 por ciento de la muestra de la encuesta, las barreras de género se sienten principalmente en aspectos como la financiación. Los altos intereses (37 por ciento), la excesiva burocracia (25,9 por ciento) y el hecho de que los interlocutores no se tomen el tiempo para entender el potencial de sus negocios (17,3 por ciento) representan los principales obstáculos para este segmento de las trabajadoras.

(Le recomendamos: El municipio en donde todas las secretarías están a cargo de mujeres)


Las dificultades en la financiación son importantes si se tiene en cuenta que, por ejemplo, para el caso de las colombianas este recurso representa el 50 por ciento de las alternativas de financiación para las emprendedoras en el país. En países como México, las mujeres que forman empresa se financian en un 36,6 por ciento de recursos provenientes de sus familias.

Empresa-hogar

Si bien 53,7 por ciento de las ejecutivas encuestadas en América Latina piensan que la empresa en la que trabajan considera el equilibrio familiar y profesional como un modo para proporcionar mayor bienestar a sus empleados, una tercera parte manifiesta que en su empresa prima la cultura del presencialismo.

La investigación también revela que el 42,9 por ciento de las ejecutivas afirmaron que para la compañía en la que trabajan es primordial que se asista a los espacios de trabajo.


(Le puede interesar: ‘La agenda de mujer y género no se debe limitar a tratar la violencia’)

Sin embargo, dicha problemática, según manifiestan las mujeres, es percibida de igual forma por los hombres y por las mujeres. En la encuesta, cuatro de cada diez mujeres consultadas opinan que tienen las mismas dificultades que sus compañeros varones para conciliar la esfera laboral con la familiar.

ECONOMÍA Y NEGOCIOS