Colombia

Dilia Estrada de Gómez: De reina de la iraca a  líder política acatada

Esta crónica sobre doña Dilia Estrada de Gómez, escrita por José Miguel Alzate, fue publicada en el desaparecido quincenario La Verdad, que entonces dirigía el escritor y periodista aranzacita, en el año 2003. La reproducimos hoy porque no pierde actualidad periodística y, además, como un homenaje a la exgobernadora de Caldas fallecida este lunes.

 En sus años de juventud tuvo que haber sido una mujer hermosa. De otra forma, no habría tenido la oportunidad de ser reina, en tres oportunidades, en su tierra natal, Aguadas. Incluso, todavía conserva esos rasgos físicos de un rostro atractivo, donde unos ojos expresivos adornan una sonrisa brillante. A Dilia Estrada de Gómez los años no parecen haberle robado ese encanto femenino que la caracterizó en sus tiempos de estudiante en la Normal Claudina Múnera, cuando sus admiradores se paraban en la esquina del plantel educativo para verla salir con los cuadernos debajo del brazo.  La primera vez fue escogida como reina de unas festividades cívicas para conseguir recursos con destino a obras sociales en el municipio.

Aguadas es para Dilia Estrada de Gómez no sólo el espacio geográfico donde transcurrió su niñez sino el motivo de sus preocupaciones, el lugar del mundo donde se siente en armonía con la naturaleza, el epicentro mismo de su vida como dirigente política. No tanto porque sea descendiente directa de uno de los fundadores del pueblo, Narciso Estrada, sino porque su vida la construyó en torno a esas cosas que le dan identidad a Aguadas. En efecto, esta mujer que se graduó de maestra en la Normal Departamental en Manizales habla con fruición de lo que fue Aguadas en su tiempo, de su ambiente cultural, de sus valores más representativos. “Aguadas es el centro de mi vida”, contesta, sonriente, cuando se le pregunta qué ha significado el municipio en su carrera política.

A esta actividad llegó cuando ya había contraído matrimonio con el hombre que fuera su novio durante más de cinco años: Marino Gómez Estrada. Debido a que era una mujer bastante activa, que participaba en todo acontecimiento cívico que se realizaba en el municipio, un día Antonio Jiménez Estrada le propuso que encabezara una lista para Concejo Municipal. Inicialmente, ella no quiso aceptar. Pero fue el padre Rubén Mejía Angel, entonces párroco de Aguadas, quien la convenció de que se lanzara. “Usted nos puede ayudar mucho desde el concejo”, le dijo. Desde luego, su esposo vio con buenos ojos la idea. Tanto que se convirtió en la persona que la orientaba en sus actividades como concejal.

De su época de juventud guarda bellos recuerdos. Como ese del día en que su papá la trajo hasta Manizales en un taxi de Transnorteña para ingresar como interna a la Normal Departamental. Fue después de cursar el grado tercero de bachillerato. Como en la Normal Claudina Múnera no existían los otros grados su papá, pensando que debía prepararse, le dio la oportunidad de estudiar en la capital. Los preparativos del viaje todavía los tiene en su mente. Recuerda que su mamá, Virginia Gutiérrez Londoño, que es tataranieta del fundador de Abejorral, José Antonio Villegas, le organizó la ropa en una modesta maleta. Por la mañana, muy temprano, después de asistir a misa de cinco, la despidió en el portón de la casa, encomendándosela a Dios para que le fuera bien en el viaje.

Esta mujer de principios cristianos que todos los días, sin falta, asiste a misa en la mañana, se convirtió de pronto en la persona con más poder en su municipio. En las elecciones para Presidente de la República del año 1970 decidió acompañar en su aspiración a Misael Pastrana Borrero, oponiéndose al candidato que apoyaba Antonio Jiménez Estrada. Precisamente su primer discurso de fondo fue el día en que el entonces candidato del Frente Nacional llegó a Aguadas acompañado del expresidente Mariano Ospina Pérez. No obstante que mucha gente había intrigado ante el Directorio Nacional Conservador para llevar la palabra ese día, ella fue escogida para que presentara el saludo a nombre del conservatismo aguadeño.

Cuando contrajo matrimonio con Marino Gómez Estrada jamás se imaginó que terminaría comprometida en actividades políticas. Aunque la boda fue un acontecimiento social en el municipio toda vez que en ese momento él, con apenas 24 años de edad, ostentaba la dignidad de alcalde, no se le pasó por la mente que años más tarde terminaría convertida en la primera mujer que en Colombia ocuparía una Secretaría a nivel departamental.  En efecto, cuando Luis Enrique Giraldo Neira fue nombrado Gobernador de Caldas la designó Secretaria de Educación. Ella se enteró porque esa tarde frente a su casa en Aguadas se formó una algarabía inmensa. Cuando preguntó qué pasaba la gente le contestó: “Acaba de ser nombrada Secretaria de Educación de departamento”.

Dilia Estrada de Gómez tuvo su primera experiencia laboral una vez terminó sus estudios de normalista. Fue nombrada como maestra en una escuela de Aguadas. Luego la trasladaron a la Normal Claudina Múnera. Como para esa época era mal visto que una mujer casada trabajara, renunció al magisterio. Pero nunca pensó que esa renuncia la llevaría a ocupar cargos importantes en el Gobierno Departamental. Cuando fue nombrada Alcaldesa de Aguadas aceptó pensando que hasta allí llegaría su carrera política. Por eso su sorpresa fue grande cuando fue llamada nuevamente a hacer parte del gabinete departamental otra vez como Secretaria de Educación en la administración de Pilar Villegas de Hoyos.

Esta dirigente conservadora que transpira conservatismo por todos los poros, que en sus años de juventud sentía una alegría inmensa admirando los juegos pirotécnicos que cada 8 de diciembre se preparaban en Aguadas con motivo de las fiestas patronales, que acostumbraba visitar en tiempo de vacaciones la finca Mi Ranchito que su familia tenía en la vereda Pore, llegó a la Cámara de Representantes en 1978. Como para esa época los parlamentarios podían ser nombrados en cargos públicos, estando allí le fue ofrecida la Gobernación de Caldas. ¿Alguna vez pensó que llegaría a ser gobernadora?, pregunta el cronista.  Y con la satisfacción de haber manejado bien el departamento responde: “Sinceramente: ¡no¡ Para mí fue una sorpresa el nombramiento”

En la gráfica de izquierda a derecha Dilia Estrada de Gómez, Omar Yepes Alzate y César Montoya Ocampo.

Seis hijos conforman el hogar formado por Marino Gómez Estrada (qepd) y Dilia Estrada: Son ellos: Olga Piedad, abogada; Javier Fernando, contador público; César Augusto, ingeniero civil; María Claudia, médica; Margarita María, diseñadora industrial y Juan Marino, economista empresarial. Cualquiera puede pensar que la entrega a la actividad política le ha quitado tiempo para atender a sus hijos. Pero no es así. Ya como Secretaria de Educación, como gobernadora o como parlamentaria siempre ha estado atenta al crecimiento de su familia. Cuando el cronista le pregunta: “Doña Dilia, ¿tanto compromiso político no la alejó de la familia?, contesta convencida: “!No¡ Siempre estuve pendiente de cualquier cosa que ellos necesitaran. MI tiempo de descanso era sagrado para dedicárselo a mis hijos”

Esta exgobernadora que durante 25 años continuos asistió al Congreso de la República reconoce que la vida le brindó una gran oportunidad para servirle a los demás. El día que la estaban coronando como Reina de la Iraca allá en Aguadas, durante unas fiestas, sintió que le estaba prestando un servicio a su comunidad. “Nunca mire ese reinado como un trampolín para lanzarme a la arena política”, dice mientras recuerda las obras que con su trabajo político se han ejecutado en ese municipio. Luego agrega. “Las cosas se me fueron presentando casi sin yo buscarlas. Creo que todo esto ha sido obra de Dios. Soy una persona bastante creyente”.

El Festival del Pasillo que se realiza cada año en Aguadas es obra de esta líder política que disfruta al máximo los momentos cuando sus nietos están de visita en la casa. “Mi mayor alegría – dice – es disfrutar la compañía de mi mamá, que tiene 97 años, y de mis siete nietos: María Carolina, Luz Adriana, Juliana, Juan Miguel, Laura, Pablo y Sofía”. Con la misma intensidad disfruta los momentos cuando se reúne con sus once hermanos. Quiere que en su pueblo la recuerden como una dirigente política que ha trabajado por mejorar las condiciones de vida de su gente.  A Dilia Estrada de Gómez la conmueven la pobreza, la desigualdad social y la injusticia.

Football news:

Romero found out about the exclusion from the application for the Premier League through social networks. Manchester United did not notify him
Chiellini was injured in the match against Dynamo Kyiv
Lawyer of the beaten judge: such testimony is unlikely to help Shirokov. Danchenkov's reputation is beyond suspicion
Manchester United have excluded Romero and Jones from the Premier League bid
Maximilian Weber: Salzburg is not afraid of the Locomotive. We can expect a serious fight with an experienced opponent
Çalhanoğlu may miss three matches Milan because of an ankle injury
Agent Golovin: In the summer, we had sluggish negotiations with Barca and PSG. Sasha only thinks about Europe