Colombia

“Derecho, política y sociedad”   Derecho al aborto: ¿hacia su completa despenalización?

Germán Alfonso López Daza*

La despenalización del aborto realizada por la Corte Constitucional hace casi 14 años con la sentencia C-355 de 2006, reconoció la protección de algunos derechos de la mujer que estaban siendo vulnerados con la penalización del aborto y creó uno nuevo: el derecho a abortar.

La creación jurisprudencial de la Corte se limitó a despenalizar los casos en que exista grave malformación del feto que haga inviable su vida extrauterina, en caso de violación, transferencia de óvulo fecundado o inseminación artificial no consentida o cuando exista peligro para la salud física o mental de la mujer.

Ahora, nuevamente el alto tribunal constitucional aborda este sensible tema, debido a la revisión de una demanda de inconstitucionalidad propuesta por una ciudadana, que pidió la penalización de esta práctica bajo argumentos como la violación del derecho a la vida desde el momento de la concepción.

Sin embargo, la ponencia del magistrado descarta la penalización total de aborto y por el contrario, propone la despenalización total limitándolo en el tiempo a 12 semanas para su realización de forma voluntaria y libre.

Si bien no existe ninguna decisión final, esta ponencia podría tener las mayorías en la Corte para ser acogida. Una y otra posición tiene defensores y detractores. De un lado sectores conservadores y ciertos partidos de derecha como el Centro democrático y el Conservador, se oponen tajantemente a dicha práctica y están proponiendo llevar el tema a las urnas para que sea el pueblo el que decida, lo cual puede ser contraproducente.

De otro lado, sectores liberales, feministas y protectores de los derechos de la mujer apoyan esta posible despenalización y ven con buenos ojos la posibilidad de que se puede abortar libremente sin necesidad de alegar las tres causales, que dicho sea de paso tienen múltiples barreras que en muchas ocasiones hacen inocuo el derecho reconocido por el Tribunal Constitucional. Ojalá los magistrados tomen la mejor decisión y ella no sea motivo para enfrentamientos y mas divisiones entre los colombianos. (*Dir. Grupo Nuevas Visiones del Derecho – USCO).