Colombia

Daniella Martí y Carmenza: ironías casi ‘millennials’, casi viejas

Una joven humorista gráfica caleña creó un proyecto de ilustración que usa la vejez como espejo de empatía, pero, sobre todo, como detonador de pensamiento.

“¡Estás muy desaparecida, Carmenza! ¿Estás bien?”, pregunta uno de sus 6.785 seguidores en Instagram. “Estoy bien, cariño, pero quien me dibuja se satura demasiado rápido (porque hace muchas cosas)”, responde la dueña de la cuenta.

La persona detrás de @carmenzajpg es Daniella Martí (@daniellamartic), una humorista gráfica colombiana de 25 años que dibuja a Carmenza, una señora de casi 70, desde hace un par de años porque es la voz universal que encontró luego de luchar mucho. 

Su personaje, Carmenza, le ha permitido crear una comunidad y estrechar lazos con personas de todo el mundo y todas las edades, quienes encuentran en sus viñetas los reflejos de sus propios monólogos internos, esos que los martirizan, pero que, al verlos en las viñetas de Daniella, los hacen reír.

“Después de todo esto siento que estoy sucia desde que nací”, dice Carmenza mientras se lava las manos en una viñeta que hace alusión a la expansión del covid-19, sobre el que en las últimas semanas ha expresado muchas emociones desde su perspectiva de mujer madura.

Martí estudió Artes Visuales en la Universidad Javeriana de Cali. En 2017 tenía una carrera pero no un rumbo muy claro, aunque desde 2016 publicaba sus dibujos en Facebook con suficiente recepción como para querer insistir.

“¿Ahora qué va a ser de mi vida? Entonces pensé que aquí podría ser una buena idea empezar”. “¿Y lo fue?”. “Totalmente. Aquí hay un 'boom' de ilustradoras. Y, dije, voy a intentarlo a ver si puedo hacer algo aquí”, dice con un acento que deja sentir su origen caleño, pero que es el híbrido fruto de su búsqueda gráfica en España.

Carmenza humor gráfico

Carmenza, el personaje creado por Martí, en una viñeta publicada en abril de 2020.

Carmenza Daniella Martí

La primera viñeta en la que apareció Carmenza como personaje (2017).

Carmenza Humor Gráfico

Humor y crítica a la omnipresencia de la tecnología.

Carmenza viñetaHumo

Una viñeta de la serie ‘Carmenza confinada’, de mayo de 2020.

Daniella Martí

La humorista gráfica e ilustradora Daniella Martí con su libro '¡Así es la vida!... O al menos así la veo yo', publicado en 2019.

(También le pude interesar: Cinco ilustradoras colombianas para ampliar la mirada)

¿España le dio un empujón?

No lo sé, yo creo que fui yo misma porque al sentirme en un lugar distinto al de mi origen, sentía la presión y no a la vez. Decía, listo, aquí nadie me conoce, pero entonces tengo que hacer lo posible por sobresalir, mi trabajo tiene que ser mejor. Entonces empecé a mejorar mucho mi dibujo, a escribir más, a leer más, a hacer que los textos fueran más universales. Reconocí que en otros autores se pueden hablar de las mismas cosas, pero sin tener que dar nombres propios, sino la situación como tal, que es lo más importante.

Uno puede tener 15, 30 o 60 años e identificarse con Carmenza. ¿Cómo logra esa versatilidad?

Con Carmenza lo que busco es traer a cualquier persona en cualquier etapa de su vida, al presente, porque parece que solo por ser una persona mayor vive en el pasado y no tiene ni idea de lo que pasa hoy en día, cuando mucha gente mayor no es así. Además, Carmenza es un personaje que tiene sabiduría de la vida, todo lo que ha aprendido lo aplica y lo enseña. No importa si habla con un niño, con una persona joven, con una persona de su propia edad, el consejo es el mismo y atemporal. También es importante que sea una persona anciana no solo por la apariencia de la vejez, sino porque pareciera que las personas mayores no tuvieran nada para decir. Yo voy a los libros de cómics que consumía y es como gente joven, o niños, pero gente anciana, si la había, era la típica abuelita que te da dulces. Y yo pienso que las personas mayores no necesariamente son abuelos.

Es como uno que ¡ja! ¡ja!, te hace reír porque te hace pensar. Y la risa es como ese corrientazo mental que llega cuando te has dado cuenta de algo que no habías pensado antes

Ha dicho en otros espacios que el humor es una forma de hacer pensar y no tanto de hacer reír. ¿De qué se alimenta esa conclusión?

El humor es un lenguaje en el que se pueden comunicar muchísimas cosas que a veces uno no puede decir en pocas palabras, o que es mejor decirlas de una manera humorística para que sean menos dolorosas. Yo utilizo uno que tiene que ver mucho con la sátira, con el humor negro. Es como uno que ¡ja! ¡ja!, te hace reír porque te hace pensar. Y la risa es como ese corrientazo mental que llega cuando te has dado cuenta de algo que no habías pensado antes.

El dibujo es una especie de exposición propia. ¿Calcula ese nivel de exposición en sus viñetas?

Yo no lo pienso tanto como algo que me pasa a mí, porque hay muchas cosas que yo dibujo porque he notado que les pasa a los demás. Entonces yo no me siento expuesta en ese sentido. Siempre que me preguntan ‘tú en qué te inspiras’, yo digo que en todo. Lo que observo, la gente con la que hablo, el contenido que consumo. Todo parte de la observación, y lo que ves después en las viñetas es el análisis que yo hago de la realidad no solo mía, sino de lo que me rodea.

Este 2020 ha sido un año de crisis. Usted cumple este año 25 años, ¿ve esta edad como una especie de crisis?

No (risas), no tengo ninguna crisis. Es que yo sigo teniendo seis años, en el sentido de que trato de hacer cosas nuevas, siempre tengo nuevas preguntas, siempre quiero hacer cosas diferentes, no sé, no tengo como ese tipo de crisis sobre una edad. Igual tengo otros tipos de crisis todo el tiempo. A veces es como pensar en qué más cosas puedo hacer porque quiero hacer muchas cosas a la vez y todas bien, entonces es como que la cabeza se me va a explotar y digo que tengo que parar, pensar bien y luego reiniciarme.

En una charla en YouTube de Casa de América dijo que el contexto violento de Cali la había marcado. Ahora vive en España como emigrante, ¿ha impactado esto su manera de dibujar?

Yo vivía como pensando que mi realidad en Cali era la única posible y así había que ser, así había que vivir. Cuando llego aquí encuentro una realidad distinta, y dices: ‘listo, todo no es como yo pensaba, tal vez la vida es otra cosa, tal vez los sueños son otra cosa’. Todo cambia su significado porque tienes que encontrarte a vos misma en un espacio que no es tu zona de confort, aunque la zona de confort en Colombia es muy difícil de tener, creo yo.

Tiene un curso digital en Crehana, ¿cómo le fue en esa experiencia docente?

Elegí dar clases de humor gráfico porque pienso que el humor no se puede enseñar. Lo difícil no es el dibujo, sino que eso que estás diciendo se entienda como tú lo has pensado. Fue raro porque no había tenido esa experiencia de grabar, que los focos, leer un teleprónter, entonces fue como intimidante pero muy agradable. Estuve una semana en Perú. Fue trabajo duro, desde las 9 de la mañana hasta las siete de la noche grabando.

¿Qué tal salió su primer libro de humor gráfico?

Fue muy importante, es mi primer libro y verlo en las librerías hace mucha ilusión, además en un país que no es el tuyo. Es una recopilación de viñetas donde Carmenza es el personaje que guía. Son viñetas de ella interactuando con su cotidianidad. No es como una fantasía, es muy aterrizado. Son diálogos que tienen que ver con el tiempo, el amor, el desamor, pero en este caso como también está la vejez entonces se habla de ser anciano, pero desde la soledad, la muerte, la propia vida, la amistad, todo esto de lo que da como cierta cosa hablar, ¿no?

¿Por qué alguien siente interés por un libro de viñetas y humor?

Yo creo que es porque la risa sana, es curativa. El humor es un lenguaje que sirve para curar, para sanar, para hacerte sentir bien o para hacerte pensar. Por supuesto es para un público específico. En Colombia no es tan habitual que la gente compre libros de viñetas, aquí en España sí. Yo creo que en España, el cómic y el humor gráfico es como en Argentina: hace parte de la cultura popular.

KAREN PARRADO BELTRÁN
ESCUELA DE PERIODISMO EL TIEMPO
En Twitter: ​@piedemosca

Football news:

This is the best Milan in years: superkambekom with Juve (3 goals in 5 minutes!) saved the intrigue in Serie A
Zlatan Ibrahimovic: I am the President, player and coach! If I had been in Milan since the start of the season, we would have taken the scudetto
Sarri on the defeat by Milan: we played first-class football for 60 minutes. Then-turbidity
Pioli on the victory over Juve: Milan became a team. We can play even better
Pioli beat Juventus for the first time as a coach
Vardy has scored 10 goals for Arsenal in Premier League matches. Only Rooney has more
Ronaldo scores or gives an assist in 17 consecutive Serie A matches, where he scored 25 (21+4) points