Colombia

Colombia es el principal proveedor de café de EE. UU.

Colombia retomó el liderazgo mundial en las exportaciones de café al mercado de los Estados Unidos, posición que había cedido a Brasil desde hace una década.

(Lea: Café: en marcha, el Fondo de Estabilización de Precios)

Así lo revelan las cifras de las ventas del grano al cierre del año pasado, cuando las importaciones realizadas por este país alcanzaron un monto del orden de los US$5.700 millones.

(Lea: Las exportaciones colombianas que sacan la cara en comercio exterior)

Colombia participó con un valor de US$1.186 millones, que se compara con las colocaciones brasileñas por un monto de US$1.038 millones, superando por primera vez a los brasileños que tomaron el dominio del mercado, desde el 2009.

(Lea: Productos del agro que más crecerán en esta década en Colombia)

Ambos países han perdido terreno, en sus ventas, en los últimos cinco años, pero de manera mas marcada para Brasil, según las cifras de los Departamento de Comercio, la Oficina del Censo y el Departamento de Agricultura. En igual periodo, Estados Unidos también redujo sus importaciones globales, en aproximadamente US$200 millones, con compras por casi US$5.700 millones el año pasado.


A partir del 2015, el conjunto de los 17 países productores del grano en la región latinoamericana, también disminuyó sus ventas, pasando de una cifra cercana a los US$3.800 millones a US$3.500 millones.

Las excepciones las constituyen Nicaragua, Honduras y Perú, que ha venido incrementando sus exportaciones a un ritmo sostenido, elevando sus montos el año pasado alcanzando cifras de US$264 millones, US$246 millones y US$216 millones.Antiguos y fuertes competidores de Asia, como es el caso de Vietnam e Indonesia también han visto caer sus ventas.

Los espacios dejados en el mercado por las naciones productoras, han sido tomados por países procesadores del grano, como es el caso de Canadá, Suiza, Italia y Alemania. Entre los cuatro le vendieron cafés procesados a Estados Unidos, por una suma que se aproximó en el 2019, a los US$1.000 millones

LA COMPETENCIA CON BRASIL

Al comienzo del presente siglo Colombia prácticamente doblaba a Brasil en las ventas de café a Estados Unidos.

El país superaba los US$300 millones y Brasil los US$160 millones, en el 2001, cuando las importaciones totales del mercado estadounidense sumaban un poco más de US$1.500 millones.


La ventaja la mantuvo Colombia hasta el 2008 y a partir de allí, Brasil tomó la delantera, que logró mantener hasta el año pasado.

No hay pronósticos sobre el inmediato futuro para los dos competidores.


Brasil espera una producción para el presente año por un volumen de alrededor de los 58 millones de sacos de 60 kilogramos, poniendo en un segundo plano su tradicional variedad de café Robusta, y volcándose a la variedad Arábiga, de la cual espera producir dos tercios de su producción.

Para Colombia, se calcula una producción de 14 millones 300 mil sacos.
Por su parte, Estados Unidos tiene proyectadas importaciones del orden de los 48 millones de sacos, 1 millón menos que el año pasado.

Se estima que Brasil aportará un 29 por ciento de ese volumen, Colombia un 22 por ciento, Vietnam un 15 por ciento y Guatemala, un 6 por ciento, entre los principales proveedores.

LOS BARCOS CAFETEROS, YA NO ATRACAN EN MIAMI


Las importaciones del grano colombiano han sufrido asimismo un cambio de rumbo, en los últimos años. Charleston, en Carolina del Sur, es ahora el principal puerto de entrada del café colombiano y no los históricos terminales de Nueva York y New Jersey, que ocuparon históricamente ese lugar, en la costa este norteamericana.

Cambios como los anotados, en el transporte y la logística, han repercutido en el movimiento de la carga cafetera en los puertos del Sur de la Florida. Los puertos de Miami y Everglades, han visto caer en picada los cargamentos del grano. En contraste, se ha visto una leve mejoría en las llegadas al puerto de Tampa, en la costa del Golfo de México.

Germán Duque Ayala
Miami