Colombia

Alejandro Botero, el arquero que dejó de volar de palo a palo para conquistar los aires

La historia de Alejandro Botero es de esas poco comunes en el mundo del fútbol. El exarquero, formado en la prestigiosa escuela de cancerberos del Deportivo Cali, se retiró a los 32 años, incluso con ofertas en su carrera deportiva, para dedicarse a su otra pasión: la aviación.

“Me retiré en el año 2011, mi último equipo fue Deportes Tolima. A partir de ese momento comencé mi nuevo proyecto de vida como piloto”, comentó Alejandro.

Botero fue considerado en su momento como una de las promesas en los arcos del rentado nacional.

Tras pasar por las manos de un maestro como lo fue Carlos Portela, tuvo su debut en el profesionalismo con la escuadra azucarera en la temporada 1999, con tan solo 19 años.

“Con el profesor Portela compartí los seis años que tuve en el Deportivo Cali. Todo el proceso de formación trabajé con él e incluso hasta en el equipo profesional. Él fue mi mentor”, indicó.

Su primer juego como profesional fue en la temporada 1999, en un duelo entre Deportivo Cali y Envigado como visitante, en la etapa del técnico ‘Cheché’ Hernández, en la que tuvo como logro más destacado llegar a la final de la Copa Libertadores de ese año contra Palmeiras de Brasil.

“Tuve la posibilidad de debutar y ser el arquero titular en la liga local en ese primer torneo del año porque Rafael Dudamel, quien era el guardameta principal, debía atender la convocatoria de la selección venezolana”, explicó Alejandro.

En su carrera profesional, Botero tuvo la fortuna de defender la cabaña de equipos como Cali, Chicó y Tolima. En el exterior fue un privilegiado al jugar en una liga altamente competitiva como la Argentina, donde defendió los colores de equipos históricos como lo son Independiente y Argentinos Juniors, y uno de menos relevancia como es San Martín de San Juan.

Su gran actuación en el Cali lo llevó a ser tenido en cuenta para la Selección Colombia que disputó en dos ocasiones el Torneo Esperanzas de Toulón, en Francia, obteniendo dos títulos consecutivos de ese prestigioso campeonato internacional.

“Mi paso por la Selección Colombia me abrió las puertas del balompié del exterior. Estuve casi siete años en la Argentina tras llegar a los 22 años y fue una etapa muy productiva. En mi primer año integré el plantel de Independiente que salió campeón de la Liga”, expresó Alejandro.

Tras disputar su último cotejo en el fútbol colombiano a finales de 2011 en un clásico entre Tolima y Huila, Alejandro ya había tomado la decisión de colgar los guantes.

“Fuimos valorando junto a la familia los pros y los contra de seguir en el fútbol. Uno es consciente de que a los 32 años comenzar una vida laboral es un riesgo alto por la edad. Tomamos la decisión de no jugar más y dedicarnos a ese otro proyecto profesional”, confesó el exguardameta sobre los motivos reales de dejar la actividad profesional.

Sin embargo, a su teléfono seguían llegando ofertas para jugar en varios clubes, hecho que en su momento lo llevó a dudar si dejaba el fútbol definitivamente.

“Recuerdo que cuando estaba estudiando en Estados Unidos para obtener la licencia de piloto comercial, llegaron ofertas hasta de clubes de ese país. Eran cosas que me pusieron a tambalear, pero en realidad ya estaba enfocado en lo que quería”, indicó.

Y llegó un nuevo aire

Alejandro Botero en los aires.

Para este pereirano, el convertirse en piloto fue un sueño cumplido que lo tuvo desde que era futbolista, por influencia de su padre, David, quien fue un agente de turismo y representante de líneas aéreas, situación que desde muy niño le permitió a Alejandro interesarse por los aviones y los viajes.

“Mientras estaba en Independiente aprovechaba los tiempos libres para estudiar aviación, fue mi inicio en este mundo. Comencé a estudiar en 2002”, añadió Botero, quien hizo su primera etapa de formación como piloto en la Academia Flight Center de Buenos Aires, donde alcanzó la licencia de piloto privado, realizando 60 horas de vuelo en una avioneta Cessna 152.

Pasaron los años y Alejandro siguió con su camino en el fútbol mientras aplazaba su sueño de ejercer la aviación.

Un poco antes de su retiro, Botero comenzó a indagar por las opciones para convertirse en piloto comercial, gracias al ‘boom’ en ese momento de las aerolíneas colombianas, que crecieron de manera importante.


Su objetivo era ser piloto de Avianca, una de las empresas de aviación más importante del continente, y por ello en junio de 2012 se fue para suelo norteamericano para estudiar y obtener su nueva licencia en un tiempo corto.

Estudió en Miami cerca de un año y su temor para aplicar a ese mercado laboral, que es muy competitivo, pasaba porque él en ese instante de su vida tenía 32 años y le tocaba competir con personas de 18 y 19 años.


Pero así como lo hizo en el fútbol, Alejandro se puso la meta de vincularse a Avianca y por fortuna fue un sueño cumplido.

En agosto de 2013 se vinculó a esta aerolínea y allí se convirtió en primer oficial, es decir, copiloto para vuelos nacionales.

“Llegar a trabajar en Avianca es el sueño para todo piloto colombiano. Me presenté con 32 años y había temor por la edad. A mucha gente que estuvo presente en ese proceso de selección le llamaba la atención que hubiera abandonado el fútbol para dedicarme a otra actividad”, apostilló.


Su primera experiencia con una aeronave comercial fue abordo de un avión Airbus A320 que cubrió la ruta entre las ciudades de Bucaramanga y Bogotá, haciendo labores de piloto monitor.

“Era un vuelo de instrucción y sirve para darte lineamientos de cómo la compañía quiere que vueles”, argumentó Alejandro.

Pero la primera vez que le tocó pilotear una aeronave fue unas semanas más tarde de su estreno en los aires. Fue un vuelo entre Bogotá y Medellín, donde pudo despegar y aterrizar el avión.

“Yo comparaba esa experiencia con un partido de fútbol. Era como estar en un estadio lleno, era sentir esa misma adrenalina mientras volaba ese día, y cuando aterricé fue algo increíble”, anotó.

Hoy en día, Alejandro es copiloto de una aeronave más grande que realiza vuelos internacionales y en unos años su objetivo es convertirse en piloto, la siguiente escala en el ascenso dentro de la carrera de aviación.

“He estado en todos los países de Suramérica, en varios destinos de Estados Unidos y en Europa he volado a sitios como España, Alemania, entre muchas otras naciones”, agregó.

Han sido muchas las experiencias del exarquero en estos siete años de su nueva vida.

Asegura que por fortuna no ha sufrido sustos ni hechos por lamentar y que, por el contrario, le ha tocado vivir cosas maravillosas como poder transportar a sus amigos del fútbol y los que en algún momento fueron sus compañeros en las canchas.

“He tenido la posibilidad de llevar al Deportivo Cali, así como otros equipos del fútbol colombiano. En los aeropuertos me he encontrado a muchos excompañeros”, atinó.

En uno de esos encuentros tuvo un episodio muy curioso y llamativo para él. Hace dos años le tocó realizar un vuelo desde Cúcuta y esa nave estaba programada para ser abordada por el cuadro motilón, que era dirigido por Lucas Pusineri, quien fue su compañero en Independiente.

“Vi a Lucas antes de abordar; él estaba acompañado de Leo Díaz, arquero que pasó por el Cali y que lo tuve también de compañero en Argentina. Yo bajé a saludarlos, me acerqué y Lucas no me reconoció. Me tocó quitarme el quepis y apenas me vio, se sorprendió y no la creía”, concluyó.

Por esta época de pandemia, Alejandro está realizando vuelos humanitarios transportando carga para abastecimiento.


Alejandro Botero es muestra y ejemplo de compromiso y determinación. En su momento sacrificó su carrera como futbolista para emprender nuevos aires en su vida y con el apoyo de su esposa e hijos lo pudo conseguir.

Football news:

This is the best Milan in years: superkambekom with Juve (3 goals in 5 minutes!) saved the intrigue in Serie A
Zlatan Ibrahimovic: I am the President, player and coach! If I had been in Milan since the start of the season, we would have taken the scudetto
Sarri on the defeat by Milan: we played first-class football for 60 minutes. Then-turbidity
Pioli on the victory over Juve: Milan became a team. We can play even better
Pioli beat Juventus for the first time as a coach
Vardy has scored 10 goals for Arsenal in Premier League matches. Only Rooney has more
Ronaldo scores or gives an assist in 17 consecutive Serie A matches, where he scored 25 (21+4) points